COQUIMBO

Comenzarán estudios para explicar mortandad de abejas en Valle de Elqui

Consejo Regional de Coquimbo gestionará investigaciones con CEAZA y universidades de la zona.

 

 

Investigar los efectos del uso de agroquímicos en la apicultura de Vicuña. Es la respuesta que buscará el Consejo Regional de Coquimbo que mediará con centros científicos y académicos de la zona, luego de conocer la denuncia de la Mesa Apícola de Elqui ante la comisión de Fomento Productivo del CORE.

El llamado del cuerpo colegiado apuntara al Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas y universidades de la Región de Coquimbo para que investiguen las causas de mortandad de abejas  ocurridas en el valle de Elqui, afectando a los productores apícolas.

Miguel Guzmán, representante de  la Agrupación de Apicultores de Elqui, indicó que “hay bastante evidencia científica” que sindica a los pesticidas como causantes de la mortandad de abegas.

“Nosotros hemos podido identificar la situación dado a que hay  apicultores  en ese sector que ven cómo, de manera sistemática aumentan o disminuyen sus actividades  debido a la muerte de sus abejas. Por eso nosotros tenemos un porcentaje del 70% de muerte en esa zona”, dijo Guzmán.

Desde el Consejo Regional se detalló que las investigaciones sobre los efectos de la utilización de agroquímicos  en la apicultura, podrían ser financiados a través del Fondo de Innovación y Competitividad, FIC.

Eso sí, la consejera Tatiana Castillo, precisó que el cuerpo colegiado sólo puede mediar, pidiendo que un pronunciamiento de la ciencia.

“Lo unico que el Consejo Regional puede hacer es pedirle a las entidades que trabajan con químicos, como el CEAZA, que haga un estudio de los agroquímicos que se están utilizando en las fumigaciones de predios, y ver si los químicos están en norma y hacer las sugerencias del uso de nuevos químicos”, agregó Castillo. 

En abril de 2018, la Unión Europea acordó prohibir de manera casi total el uso de tres pesticidas neonicotinoides (clotianidina, imidacloprid y tiametoxam), luego que la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria advirtiera sobre sus riesgos para las abejas, principales polinizadores, y para otros insectos.

En Chile, a fines de agosto el Senado aprobó por unanimidad la “Ley Apícola”, que regula, entre otras cosas, la aplicación aérea o terrestres de plaguicidas de uso agrícola, cuando en el etiquetado se indique que representan toxicidad para las abejas, lo cual no podrá efectuarse sin que previa y obligatoriamente se de aviso de ello a los apicultores que se encuentren dentro del área de influencia de la aplicación.

Back to top button