País

Presidenciables de oposición acordaron terminar con las AFP en debate Archi

Tras ser emplazados por Marco Enríquez-Ominami (PRO), Yasna Provoste (DC), Gabriel Boric (CS) y Eduardo Artés (UP) ratificaron su disposición a poner fin al sistema actual.

 

Los candidatos presidenciales de las oposiciones acordaron en el debate Archi de este viernes que pondrán fin a las administradoras de fondos de pensiones en sus eventuales gobiernos, aunque todos plantearon variaciones de fórmulas para sustituirlo, mientras que los abanderados de derecha se cuadraron en contra de los retiros de fondos.

FIN DEL SISTEMA, PISO COMÚN E INVERSIÓN EN EMPRESAS VERDES

Yasna Provoste (DC), representante de Nuevo Pacto Social, reafirmó su apoyo al proyecto que pretende derogar el decreto que creó las AFP, iniciativa que establece que «siempre los recursos serán de los trabajadores y trabajadoras, y que lo que busca es poder migrar hacia un sistema de seguridad social».

Por lo demás, en su programa de gobierno apunta que «vamos a tener un piso común para el 90 por ciento de los mayores de 65 años (que consiste en) 225 mil pesos de base, que se agrega a la pensión que reciben».

«Tengo una firme convicción en que el fracaso de las AFP ha llevado a un profundo malestar, a vivir en una situación de mucha falta de dignidad para nuestros adultos y adultas mayores, y por eso, en nuestro programa reafirmamos el que vamos a avanzar sin las AFP«, añadió la senadora.

En primera instancia, la carta de Apruebo Dignidad, Gabriel Boric (CS), sostuvo que «puedo dar garantía absoluta de que los ahorros de los chilenos y chilenas en sus cuentas de ahorro previsional no se van a tocar por parte del gobierno» que eventualmente encabece, al tiempo que «me comprometo, tal como nos hemos comprometido desde los movimientos sociales, a terminar con las AFP en nuestro futuro gobierno».

Por lo demás, su idea es que «un ente autónomo tipo Banco Central» se encargue de escoger dónde se invertirán los fondos, puesto que «los ahorros de los chilenos y chilenas no pueden estar sujetos a las presiones políticas de los gobiernos de turno».

Respecto al destino de esos recursos, «proponemos que existan ciertas limitantes, por ejemplo, en el sentido de promover inversiones que estén de acorde con el cuidado de la naturaleza (…) No hay rentabilidad en un mundo que destruye la naturaleza».

ESFUERZO FISCAL E INVERSIÓN SOCIAL

Antes de dar sus propuestas de sustitución al sistema actual, el representante y fundador del PRO, Marco Enríquez-Ominami, emplazó a los centroizquerdistas: «Ya que estamos de acuerdo sobre el fin de las AFP, ¿por qué hoy ante el país, ante el pueblo progresista, no hacemos un acuerdo las candidaturas de oposición a no más AFP?«.

Dentro de su fórmula para fortalecer el sistema afectado por los retiros, está que «la pensión mínima sea igual al ingreso mínimo», admitiendo que esto requerirá un mayor esfuerzo fiscal, al tiempo que remarcó que «parte de las mentiras y las falsedades del Gobierno, de José Antonio Kast y de Sichel, es decir que el sistema de AFP además es barato».

Finalmente, el candidato de Union Patriótica, Eduardo Artés, determinó que «indiscutiblemente tenemos que terminar con las AFP y pasar a un sistema único de pensiones de carácter estatal«, destacando que previo al golpe de Estado de 1973, Chile contaba con «inversiones sociales impresionantes» mediante «la caja de seguros de empleados públicos o particulares, etcétera, con la construcción de viviendas o lugares de recreación».

SICHEL PROPONE VARIOS ENTES ADMINISTRADORES Y KAST DEFIENDE LAS AFP

Desde la otra vereda, el candidato de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, reconociendo que «no voy a defender a las AFP, porque creo que además de ser pocas y ser una especie de oligopolio, en general nos quitan la autonomía de decidir quién administra los fondos», propuso en esa misma línea que «cada uno debería tener en sus cuentas personales sus ahorros, después del piso de dignidad y solidaridad que garantiza el Estado, y que cada chileno elija quién le administra esos fondos«.

Es decir, «si yo quiero que me lo administre alguien que hace inversiones en riesgo, en emprendimientos, bienvenido; si quiero que lo hagan en un fondo ambiental, bienvenido; si quiero que lo haga el Estado, bienvenido, y si quiero que lo haga alguien que lucra con mis recursos, bienvenido».

A su vez, el independiente reiteró su respaldo al retiro del 100 por ciento de los fondos de pensiones, en razón de que «van a seguir los retiros cada vez que aparezca un populista para ganar una elección, y lo que va a pasar después es que lo que quede, se lo va a llevar un administrador fiscal», reafirmando que «no quiero que mi plata ni la de ninguno de los chilenos la administre un ente fiscal solamente sin que yo pueda elegir».

Se sumó al rechazo a los retiros del 10 por ciento el abanderado del Partido Republicano, José Antonio Kast, cuestionando que «primero Boric dijo que iba a estar en contra del cuarto retiro porque había IFE; después que aprobaba el cuarto retiro, pero con pago de impuestos, y finalmente -quizás movido por el Partido Comunista- aprobó el cuarto retiro sin impuestos».

Además, en respuesta a dicho diputado por su idea de aumentar las pensiones de los militares en retiro, y de incrementar la edad de jubilación para los civiles, el ex UDI sostuvo que «nuestro sistema de pensiones (actual) lo que hace es darle rentabilidad y seguridad a todos los chilenos, a diferencia del suyo, y el tema del cambio de la edad de jubilación lo hemos señalado para personas que hoy día se van a incorporar recién al sistema laboral, porque la expectativa de vida gracias a la sociedad libre ha aumentado, y hoy día se requieren más recursos para financiar una diferencia de edad que no se tenía».

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba