Opinión

«Día Mundial de la Alimentación: Nuestras acciones son nuestro futuro»

 Por Carolina Mella (Nutricionista, Académica U.Central Coquimbo)

 

El día 16 de octubre se conmemora el día Mundial de la Alimentación, la finalidad es concientizar a las personas sobre el problema alimentario mundial. Este año el lema propuesto por la FAO es “Nuestras acciones son nuestro futuro”

En la actualidad se habla con frecuencia de promover un sistema alimentario sostenible, haciendo hincapié en la necesidad de que la población pueda acceder a alimentos suficientes, nutritivos e inocuos y a un precio asequible para todos. Muchas de estas acciones deben ser impulsadas por el estado y el sector privado que permitan acceder a dietas saludables y sostenibles. Lamentablemente la pandemia del COVID-19 ha dejado en manifiesto la fragilidad de nuestros sistemas alimentarios y ha evidenciado las dificultades económicas en pequeños productores y las diferencias alimentarias en los consumidores, mermando la calidad de la dieta.

Alimentarnos es un acto cotidiano, pero no siempre estamos conscientes de cómo se han producido estos alimentos y tampoco analizamos el impacto que generamos en nuestro entorno al desperdiciarlos, en los recursos que fueron utilizados, como el uso de suelo, agua, envases, etc.

Como consumidores, podemos generar acciones para aportar a un sistema agroalimentario sustentable, por ejemplo, influyendo en lo que se produce con nuestra demanda de alimentos, procurando que sean producidos de manera sostenible, priorizando el consumo de alimentos que se producen en la región, preservando de esta forma la biodiversidad alimentaria, promover el consumo de alimentos frescos y que sean parte de nuestra gastronomía local.

Una segunda acción y mucho mas directa es reduciendo la pérdida y el desperdicio de alimentos. En nuestro país se estima que cada familia desperdicia 63,3 kilos de pan al año. Según la FAO cada año se desperdician 1.300 millones de toneladas de alimentos producidos para el consumo humano. En esta perdida de alimentos hay varios factores que debemos observar, lo primero que nos preguntamos es ¿Cómo se desechan tantos alimentos, cuando hay millones de personas que continúan pasando hambre?, probablemente en este punto necesitamos coordinar redes de apoyo o bancos de alimentos que puedan entregar una red de distribución de estos, en nuestro país existen algunos bancos, pero es insuficiente y no hay en todas las regiones, por lo tanto, es una tarea pendiente.

¿Qué podemos hacer en nuestras casas? Lo primero es organizar nuestras compras, los alimentos y lo que vamos a cocinar, tratando de evitar que queden comidas preparadas y si es el caso, refrigerar y congelar, para su posterior consumo. En el caso de frutas y/o verduras que ya no vamos a consumir frescas, también se pueden congelar o consumir cocidas y extender su vida útil.

Recordemos que efectivamente nuestras acciones y decisiones en nuestra alimentación no solo repercutirán en nuestra salud sino también en la salud de nuestro planeta

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba