Connect with us

Destacados

Niño prodigio de Bélgica dice que con sus conocimientos quiere “alcanzar la inmortalidad”

Publicado

on

Con un grado universitario a sus 11 años de edad, Laurent Simons quiere más diplomas, pero, sobre todo, mucho más conocimiento.

 

El niño prodigio belga Laurent Simons tiene tan solo 11 años, pero ya cuenta con formación en ingeniería eléctrica, un grado universitario en Física y planea añadir masteres, doctorados y carreras en Química y Medicina. ¿Su objetivo? “No me importan los títulos, sino los conocimientos que adquiero” para lograr la “inmortalidad”, asegura.

Su voz y su rostro hacen honor a su edad, pero los conocimientos que ha acumulado en poco más de una década son únicos, incluso para un niño superdotado como él.

Se acaba de graduar ‘summa cum laude’ en solo un año en Física en la Universidad de Amberes, donde está ya inmerso en un posgrado en la misma materia, para luego hacer un doctorado, con Bélgica como su “sede”, pero colaborando con universidades en Israel y Estados Unidos.

“Me importan los conocimientos”

“Esto no va sobre el título sino los conocimientos que he obtenido de todas esas materias. La experiencia fue muy interesante. Empecé en abril del año pasado con las primeras asignaturas, mientras hacía varios proyectos de forma paralela, pero las asignaturas iban siendo cada vez más interesantes, quería saber más sobre física cuántica”, dice.

Ahora está “totalmente centrado” en física, de la que habla con la misma pasión que un adulto que lleva décadas dedicado a esta carrera. “En el grado te dan una idea generalizada de todo lo que hay en física, pero quiero entrar en los detalles de todo eso con el máster”, explica.

“Es muy interesante y quiero usar estos conocimientos para lograr mi objetivo: alcanzar la inmortalidad. Quiero poder ser capaz de reemplazar tantos órganos del cuerpo como sea posible con órganos artificiales. Imagina que es un puzzle enorme, hay muchas piezas y esas son estudios diferentes. Si haces todos esos estudios, puedes conectarlos y generar nuevas ideas”, define el menor, que no sabe cómo logrará la inmortalidad, pero no la ve imposible.

Una de esas piezas es la física, en la que Laurent ha hecho las suficientes asignaturas como para obtener con una media de 9 su título universitario, un primer grado que iba a ser en ingeniería eléctrica, antes incluso de cumplir sus 10 años, pero “un desacuerdo” entre sus padres y la Universidad de Eindhoven le llevó a dejar el curso “justo al final”.

Estudiando en la pandemia

Pero eso no ha frustrado sus planes de llegar hasta el final de sus estudios científicos. Ni siquiera la pandemia ha tenido un efecto negativo en su carrera.

“No ha cambiado mucho para mi porque yo ya estudiaba en casa muchas cosas, incluso me vino bien porque ahora graban las clases. Además, he estado yendo al laboratorio en la universidad”, subraya.

A la pregunta de qué le gusta hacer cuando no tiene que estudiar, su respuesta es clara: “Bueno, en realidad tampoco tengo que estudiar mucho”, afirma, sabiéndose único en sacarse una carrera universitaria de tres años en menos de un año.

“Si los otros niños no tienen colegio, ni exámenes o deberes, jugamos a muchos videojuegos, sobre todo con el coronavirus, que casi no nos podemos ver. O también vemos películas juntos, cada uno en su casa, hacemos una videollamada y le damos al botón de inicio todos a la vez. ¿Antes de la pandemia? Pues me gustaba practicar ‘karting’”, describe.

Un “chico responsable”

Como otros niños de su edad, Laurent tiene su propio teléfono inteligente, sus redes sociales y su ordenador, y niega con la cabeza que sus padres lo controlen porque, afirma sonriente, es un chico responsable.

Ahora espera a que “mamá y papá reciban su vacuna de la covid-19” y se levanten las restricciones de viaje para poder irse de vacaciones, como antes de la pandemia, a Marbella (España), donde sus padres tienen una casa en la que incluso vivió varios años seguidos cuando era pequeño.

Pero tampoco necesita idiomas para cumplir el sueño de su vida: sus abuelos tienen problemas cardíacos, por eso le gustaría tener tantos conocimientos científicos que le permitan fabricar en un laboratorio “órganos artificiales” que lleven a “la inmortalidad de los abuelos de otros niños, para que no tengan que echarlos de menos”, dice.

EL(efe)

Click para comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Destacados

Identifican virus de 15.000 años de antigüedad en deshielo de glaciares tibetanos

Publicado

on

Los científicos que estudian el hielo de los glaciares han encontrado virus de casi 15.000 años de antigüedad en dos muestras de hielo tomadas en la meseta tibetana de China. La mayoría de esos virus, que sobrevivieron por haber permanecido congelados, no se parecen a ningún otro virus catalogado hasta la fecha.

Los hallazgos, publicados en la revista Microbiome, podrían ayudar a los científicos a entender cómo han evolucionado los virus a lo largo de los siglos. Para este estudio, los científicos también crearon un nuevo método ultralimpio para analizar microbios y virus en el hielo sin contaminarlo.

Virus archivados serían liberados al medio ambiente

Mientras el hielo glaciar se derrite, criaturas ancestrales están saliendo del frío almacén del permafrost, y no todos están muertos. Un musgo centenario pudo volver a la vida en el calor del laboratorio. También, increíblemente, pequeños gusanos redondos de 42.000 años de antigüedad, según informó ScienceAlert.

A pesar de la cierta fascinación por estos organismos del pasado lejano de la Tierra que están revelando la historia de antiguos ecosistemas, el deshielo también ha suscitado cierta preocupación por la posibilidad de que los antiguos virus vuelvan a perseguirnos.

“El deshielo no solo provocará la pérdida de esos antiguos microbios y virus archivados, sino que también los liberará al medio ambiente en el futuro”, escriben los investigadores en un nuevo estudio, dirigido por el primer autor y microbiólogo Zhi-Ping Zhong, de la Universidad Estatal de Ohio.

Estudio de los virus en los glaciares es relativamente nuevo

Los primeros informes sobre microbios en el hielo de los glaciares aparecieron a principios del siglo XX, pero fueron ignorados en gran medida hasta la década de 1980, cuando se investigaron los microbios en el núcleo de hielo del lago Vostok –el mayor de los casi 400 lagos subglaciales conocidos de la Antártida– y en estudios posteriores realizados a finales de la década de 1990.

Estos glaciares se formaron gradualmente y, junto con el polvo y los gases, también se depositaron en ese hielo muchísimos virus“, explica Zhi-Ping Zhong. “Los glaciares del oeste de China no están bien estudiados, y nuestro objetivo es utilizar esta información para reflejar entornos pasados. Y los virus forman parte de esos entornos”, agregó el microbiólogo, según se lee en el comunicado de la Universidad.

Análisis de núcleos de hielo

Los investigadores analizaron núcleos de hielo tomados en 2015 en el casquete de hielo de Guliya, en el oeste de China. Los núcleos se recogen a gran altura –la cumbre de Guliya, donde se originó este hielo, está a 6.700 metros sobre el nivel del mar–.

Los núcleos de hielo contienen capas de hielo que se acumulan año tras año, atrapando lo que había en la atmósfera a su alrededor en el momento en que cada capa se congeló. Esas capas crean una especie de línea de tiempo que los científicos han utilizado para comprender mejor el cambio climático, los microbios, los virus y los gases a lo largo de la historia.

Científicos hallan códigos genéticos de 33 virus

Utilizando una combinación de técnicas tradicionales y nuevas para datar este núcleo de hielo, los investigadores determinaron que el hielo tenía casi 15.000 años de antigüedad, donde encontraron los códigos genéticos de 33 virus, según se lee en el comunicado.

Cuatro de esos virus ya han sido identificados por la comunidad científica. Pero al menos 28 de ellos son nuevos. Alrededor de la mitad de ellos parecían haber sobrevivido en el momento en que se congelaron no a pesar del hielo, sino gracias a él.

Buscar secuencias genéticas en entornos helados extremos como Marte o la Luna

“Se trata de virus que habrían prosperado en entornos extremos”, dijo Matthew Sullivan, coautor del estudio, profesor de microbiología en la Universidad Estatal de Ohio y director del Centro de Ciencia del Microbioma de la Universidad Estatal de Ohio.

“Estos virus tienen firmas de genes que les ayudan a infectar células en entornos fríos, firmas genéticas simplemente surrealistas para que un virus sea capaz de sobrevivir en condiciones extremas. Estas firmas no son fáciles de extraer, y el método que Zhi-Ping desarrolló para descontaminar los núcleos y estudiar los microbios y los virus en el hielo podría ayudarnos a buscar estas secuencias genéticas en otros entornos helados extremos: Marte, por ejemplo, la Luna, o más cerca de casa, en el desierto de Atacama de la Tierra”, agregó Sullivan.

Virus congelados probablemente proceden del suelo o de las plantas

Según reporta ScienceAlert, el equipo descubrió, al comparar sus secuencias genéticas con una base de datos de virus conocidos, que los virus más abundantes en ambas muestras de núcleos de hielo eran bacteriófagos que infectan a Methylobacterium, bacterias importantes para el ciclo del metano dentro del hielo.

Estaban más relacionados con los virus encontrados en las cepas de Methylobacterium en los hábitats de las plantas y el suelo, lo que concuerda con un informe anterior según el cual la principal fuente de polvo depositado en la capa de hielo de Guliya probablemente se origina en los suelos.

“Estos virus congelados probablemente proceden del suelo o de las plantas y facilitan la adquisición de nutrientes para sus huéspedes”, concluyó el equipo.

¿Cómo responden las bacterias y los virus al cambio climático?

El estudio de los virus en los glaciares es relativamente nuevo: solo dos estudios anteriores han identificado virus en el hielo antiguo de los glaciares. Pero es un área de la ciencia que está adquiriendo mayor importancia a medida que el clima cambia, dijo Lonnie Thompson, autor principal del estudio, distinguido profesor universitario de ciencias de la tierra en el Estado de Ohio y científico investigador principal del Centro Byrd.

“Sabemos muy poco sobre los virus y los microbios en estos entornos extremos, y sobre lo que realmente hay allí”, dijo Thompson. “La documentación y la comprensión de eso es extremadamente importante: ¿Cómo responden las bacterias y los virus al cambio climático? ¿Qué ocurre cuando pasamos de una edad de hielo a un periodo cálido como el actual?”.

Continuar Leyendo

Destacados

Rusia realiza ensayos para poner a prueba eventual desconexión de la red global de internet

Publicado

on

Rusia ha realizado unos ensayos para poner a prueba la “resiliencia de internet” en el país, ante su eventual desconexión de la red global, confirmó hoy el Kremlin.

“Sabemos sobre la realización de esos estudios. Responden a la demandas de actualidad”, dijo a la prensa el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, al confirmar los ensayos, realizados por Roskomnadzor, el regulador estatal de telecomunicaciones.

El portavoz del Kremlin señaló que en el mundo de hoy muchos países hablan en el idioma de “sanciones y restricciones”. Por esto “hay que estar preparados para todo”.

El diario ruso RBC reveló la víspera que las pruebas para la desconexión de internet se llevaron a cabo entre el 15 de junio y el 15 de julio. Esto, con la participación de todos los principales operadores de este servicio.

Probar la capacidad de internet

El objetivo de los ejercicios fue probar la capacidad del segmento ruso de internet de funcionar en caso de bloqueos externos y otras amenazas, según fuentes del sector de telecomunicaciones, consultadas por el medio ruso.

De acuerdo con esas fuentes, a la espera del resultado oficial de las pruebas, fueron reconocidas como “exitosas” de forma preliminar.

Roskomnadzor aseguró que los ejercicios para probar “la seguridad” de internet en Rusia tienen un carácter anual.

Los nuevos ensayos se producen en medio de una ofensiva de Rusia contra los gigantes de internet a los que las autoridades de este país acusan de no respetar la legislación local.

Este jueves, un tribunal moscovita impuso nuevas multas a Facebook y Twitter por no eliminar contenidos prohibidos. El total de las sanciones acumuladas por ambas compañías asciende a 49 millones y 26 millones de rublos.

Rusia aprobó en 2019 una ley sobre el “internet soberano”, que abre la posibilidad para una eventual desconexión de la red global ante un ataque desde el extranjero

Continuar Leyendo

Destacados

Adiós a PES y Winning Eleven: Konami anuncia ‘eFootball’ que será gratuito y 100% digital

Publicado

on

Con esta actualización la legendaria saga de fútbol dejará de ser una entrega anual y recibirá actualizaciones gratuitas cada temporada (más…)

Continuar Leyendo

LO+ LEIDO AHORA