Connect with us

Destacados

El “hackeo” bacteriano de mosquitos que logró reducir los contagios del dengue

Publicado

on

Un experimento llevado a cabo en Indonesia en el que se infectaron mosquitos transmisores de dengue con una bacteria consiguió reducir considerablemente los casos de contagio y el número de pacientes que requieren hospitalización.

 

Un “revolucionario” experimento con mosquitos transmisores de dengue ha logrado reducir los casos de contagio en un 77%.

Así lo anunciaron este jueves los científicos que llevaron a cabo el ensayo.

Estos infectaron los mosquitos con una bacteria que reduce su capacidad de propagar la enfermedad.

La prueba se realizaró en la ciudad de Yogyakarta, Indonesia, y el plan es ampliarla con miras a que se pueda erradicar el virus.

En esa línea, el equipo del Programa Mundial del Mosquito (una institución global que tiene como objetivo prevenir las enfermedades virales transmitidas por mosquitos) señala que el método podría ser la solución a un virus que se ha propagado por el mundo.

Y es que se ha convertido en una lenta pero implacable pandemia y los casos han ido aumentando dramáticamente. Así, mientras en 1970 solo nueve países sufrían brotes graves de dengue, en la actualidad se registran hasta 400 millones de infecciones al año.

En las dos décadas del 2000 ha sido Sudamérica la región en la que más ha aumentado su incidencia, especialmente en Brasil, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y Venezuela.

En algunos lugares se le conoce también como la “fiebre rompehuesos”, por los fuertes dolores musculares y óseos que provoca, aunque no quiebra ningún hueso.

El enemigo de mi enemigo

En el ensayo experimental se utilizaron mosquitos infectados con la bacteria wolbachia, a la que una de las investigadoras, la doctora Katie Anders, describe como “milagrosa”.

Lawolbachia no le hace daño al mosquito, pero se situa en las áreas de su cuerpo por donde el virus del dengue suele penetrar.

Así, compite con este por los recursos y hace mucho más difícil que el virus del dengue se reproduzca, reduciendo de esta manera las probabilidades de que el mosquito cause una infección.

En el experimento se usaron cinco millones de huevos de mosquitos infectados con wolbachia.

Estos fueron depositados en cubos con agua repartidos por toda la ciudad. Renovaron los huevos cada dos semanas y el proceso para generar una población de mosquitos infectados tomó nueve meses.

La ciudad de Yogyakarta fue dividida en 24 zonas y se liberaron los mosquitos en sólo la mitad de estas.

Con la liberación de estos mosquitos infectados los casos de dengue se redujeron en un 77% y el número de pacientes que requirió atención hospitalaria disminuyó en un 86%, según los resultados del experimento, publicados en la revista especializada New England Journal of Medicine.

“Es muy emocionante. (El resultado) es mejor de lo que esperábamos, para ser sincera”, le dijo la doctora Anders a la BBC.

La técnica ha sido tan exitosa que los mosquitos han sido liberados por toda la ciudad y el proyecto se está llevando a las zonas aledañas con miras a erradicar el dengue de la región.

La doctora Anders, quien también es directora de evaluación de impacto del Programa Mundial del Mosquito, describió el resultado como “revolucionario”.

“Creemos que puede tener un mayor impacto cuando se aplique en grandes ciudades de todo el mundo, donde el dengue es un inmenso problema de salud pública”.

La wolbachia también es “espectacularmente manipuladora” y puede alterar la fertilidad del organismo portador para asegurar que sea transmitida a la siguiente generación de mosquitos.

Eso significa que, una vez la wolbachia se establezca, debería perdurar durante un largo tiempo y continuar protegiendo contra las infecciones de dengue.

¿Control completo del dengue?

Este método contrasta con otras formas de controlar la enfermedad, como el uso de insecticidas y la liberación de grandes cantidades de mosquitos machos estériles, que requieren de una constante actualización.

“Estamos encantados con el resultado de esta prueba”, declaró la doctora Yudiria Amelia, directora de prevención de enfermedades en la ciudad de Yogyakarta.

“Esperamos que el método pueda ser implementado en todas las áreas de Yogyakarta y expandirlo a las otras ciudades de Indonesia”.

El ensayo experimental marca un hito, ya que la especie de mosquito que propaga el dengue, el Aedes aegyptinormalmente no se infecta de wolbachia.

Estudios sobre modelos de propagación de enfermedades también vaticinan que la wolbachia, si se arraigara, podría ser suficiente para reprimir completamente el dengue.

David Hamer, profesor de salud global y medicina de la Universidad de Boston, dijo que el método tiene un “emocionante potencial” para el control de otras enfermedades como el zika, la fiebre amarilla y la chikungunya, que también se propagan con la picadura de mosquitos.

Click para comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Destacados

Investigación detecta un vínculo biológico entre la carne roja y el cáncer colorrectal

Publicado

on

Pese a que habían estudios que asociaban el consumo de carne roja a este tipo de cáncer, no todos los especialistas estaban de acuerdos con la teoría que una nueva investigación vino a consolidar. (más…)

Continuar Leyendo

Destacados

“Lucidez terminal”: ¿Por qué algunos pacientes gravemente enfermos mejoran justo antes de morir?

Publicado

on

Hay términos de diferentes lenguajes y épocas para describir el fenómeno de la lucidez previa a la muerte, algo que es inexplicable para la ciencia todavía. (más…)

Continuar Leyendo

Destacados

Victoria’s Secret reemplazará a sus ángeles por “mujeres empoderadas”

Publicado

on

Victoria’s Secret, la marca de lencería que durante años tuvo la primera palabra sobre el concepto de “sexy” y convirtió a los “ángeles” en objeto de deseo, ha emprendido un giro que busca empoderar a las mujeres y dejar de reforzar unos estereotipos de belleza inalcanzables para la mayoría.

“En Victoria’s Secret, estamos haciendo un viaje increíble para convertirnos en el principal defensor de las mujeres del mundo. Este es un giro dramático para nuestra marca, y es un giro que acogemos desde nuestro interior”, dijo este miércoles en un comunicado su consejero delegado, Martin Waters, para presentar su lavado de imagen.

La empresa, arrastrada a la decadencia por la modernización de la sociedad, las reivindicaciones de mayor diversidad en la moda y el movimiento Me Too, ha puesto su imagen en manos de siete figuras con “éxito” y una “pasión común por el cambio positivo” para definir el futuro de la que considera la marca femenina más reconocible.

Entre ellas están la futbolista y activista de la comunidad LGTB Megan Rapinoe; la actriz y empresaria Priyanka Chopra Jonas o la primera modelo trans que desfiló para la firma, Valentina Sampaio, quienes forman The VS Collective, encargado de crear “colecciones revolucionarias” y generar apoyo para “causas vitales para las mujeres”.

En su cuenta de Twitter, Rapinoe opinó este jueves que las portavoces son “iconos de nuestro tiempo” y adelantó que trabajará para “mostrar a TODAS las mujeres su belleza y poder individual y colectivo” desde la firma, que ha restructurado también su cúpula ejecutiva para incluir a una mayoría de mujeres.

En una entrevista con The New York Times, Rapinoe fue más allá y describió el mensaje “patriarcal y sexista” que enviaba con su imagen la anterior Victoria’s Secret, pensada “desde una óptica masculina y a través de lo que deseaban los hombres”, como “realmente perjudicial”.

Una de las primeras iniciativas de The VS Collective será un pódcast en el que las “fundadoras” del grupo compartirán sus historias y experiencias con la periodista Amanda de Cadenet, que también es portavoz colaboradora de la marca.

Por otra parte, Victoria’s Secret anunció el lanzamiento de The VS Global Fund for Women’s Cancers, un fondo que financiará proyectos innovadores de investigación sobre tratamientos y curas para cánceres que afectan a mujeres, y además apoyará a científicas que “representen a la diversa población para la que trabajan”.

Cultura misógina en la industria del modelaje

La firma, que en esta iniciativa ha unido sus fuerzas con la diseñadora Stella McCartney, detalló que entregará un premio de “al menos 5 millones de dólares anualmente para examinar y abordar las inequidades raciales y de género y desbloquear nuevas innovaciones que mejoren los resultados con el cáncer para todas las mujeres”.

Victoria’s Secret celebró a finales de 2019 su último gran desfile protagonizado por “ángeles” -modelos engalanadas con escuetos conjuntos de ropa interior y ataviadas con altos tacones y extravagantes alas a la espalda- debido a una audiencia televisiva menguante y a una serie de polémicas.

El año pasado, un reportaje investigativo de The New York Times reveló una cultura “misógina” y de “intimidación” que corroboraron un centenar de modelos y el grupo “The Model Alliance”, que promociona el trato igualitario de las modelos en la industria de la moda, además de pedir cambios en la empresa.

Una de las figuras sometidas a escrutinio fue el director de mercadotecnia de L Brands, Ed Razek, que dejó su cargo después de que saliera a la luz que rechazó contratar modelos trans para los desfiles, y el otro fue su máximo ejecutivo, Les Wexner, vinculado al financiero fallecido y acusado de delitos sexuales Jeffrey Epstein, que también ha dado un paso atrás.

Continuar Leyendo

LO+ LEIDO AHORA