“El motivo de esta nueva paralización es exigir al Estado de Chile un tercer retiro sin letra chica, universal, sin devolución, ni pago de impuestos. Nos oponemos a la manipulación que se está intentando hacer entre cuatro paredes en este tema sensible para chilenos y chilenas por la clase política”, señalaron mediante su declaración.

Asimismo, empatizaron y pidieron pronta solución a la “precaria condición en la que trabaja el personal de salud que atiende la emergencia sanitaria”. De paso, cuestionaron al Gobierno por las condiciones de vida en hospitales y centros de salud, al igual que por la precaria estrategia para testear, trazar y aislar (TTA).

“Desde los muelles, exigimos a nuestras autoridades un rol de ayuda más activo y un paquete de ayudas integral y que se supere la lógica focalizada en pequeños bonos”, enfatizaron.