Connect with us

Opinión

Prepararnos para el escenario laboral post pandemia

Publicado

on

Por Joel Devia Reynoso, (Director Regional de Administración y Finanzas, UCEN región Coquimbo)

 

Estos días estamos viviendo lo más cruel de la pandemia: El nivel de contagio ha impactado a todos los sectores sociales y económicos de nuestra región, con la restricción al máximo de las actividades del comercio, lo que afecta principalmente a las medianas y pequeñas empresas, llevándolas a reestructurar sus labores y solo funcionar con personas en actividades esenciales, lo que afecta de forma considerable el presupuesto familiar.

Lo más grave y delicado es que muchas trabajadoras y trabajadores viven de lo que generan con su esfuerzo diario y por las condiciones de cuarentena total, quedan imposibilitadas de llevar el sustento a sus hogares, lo que además provoca en el corto plazo una situación de morosidad en sus compromisos financieros.

Según el último informe del INE el desempleo regional sigue en dos dígitos con un 12,2% en el trimestre noviembre – enero 2021, la cifra más alta de nuestro país. Las empresas han tenido que reducir personal y horas de trabajo, lo que ha perjudicado principalmente a las PYMES de la región. Si bien las autoridades han hecho todos los esfuerzos para mitigar el efecto Covid-19, no solo en términos sanitarios, sino que también en lo financiero, el efecto de esta pandemia ha sido tan destructivo que dichas medidas son insuficientes.

El cierre de fronteras, las cuarentenas, las interrupciones de los mercados globales, de la cadena de suministro y del comercio están afectando fuertemente a las economías domésticas. En este sentido, los sectores más perjudicados en la zona se concentran en la agricultura, el turismo, el transporte público, las empresas de servicios, las actividades informales y por sobre todo los emprendedores de la región. Por ello, es importante que la ayuda llegue en tiempo y oportunidad.

La crisis ha sido lapidaria. Lo mejor que podemos hacer es aprovechar el confinamiento impuesto para prepararnos, capacitarnos en los temas que nos compete a cada uno, seguir actualizándonos y avanzar en la especialización porque el día que volvamos a la normalidad, las empresas y las industrias necesitarán mano de obra calificada, capaz de adaptarse a nuevos escenarios, porque la forma de hacer las cosas ya cambió.

Para finalizar, no puedo dejar de mandar un mensaje de esperanza a toda la comunidad regional, a los trabajadores y en especial a aquellos que perdieron su fuente laboral, a los que están sufriendo por la pérdida de un ser querido o tienen un familiar con Covid-19. Esto pasará en algún momento y vendrán nuevas y mejores oportunidades para todos.

Click para comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Opinión

“Lo necesario de la inversión extranjera en Minería”

Publicado

on

Por Sergio Hernández, Director Ejecutivo de la Asociación de Proveedores Industriales de la Minería. APRIMIN

(más…)

Continuar Leyendo

Opinión

¿Cómo ha impactado el Covid el mundo de la salud y seguridad en el trabajo?

Publicado

on

La COVID19 nos ha afectado profundamente, en especial a trabajadores de las áreas social y de la salud, debido a la amenaza de enfermar, al estrés y verse sometidos a actos de violencia, entre otros.

Asimismo, las estrategias para combatir la pandemia han generado nuevos riesgos asociados al confinamiento, restricción de movilidad, pérdida y/o precarización de empleos, cierre de empresas, teletrabajo, alteraciones de las cadenas internacionales de suministro, entre muchos otros, que impactan en la calidad de vida y el bienestar de trabajadores y trabajadoras.

Los impactos principales se evidencian en los ámbitos psicosocial, ergonómico, químico y en muchos más que aún nos resta por identificar. Se suma a esto que puede existir demora en el tratamiento de otras patologías preexistentes, debido a la sobrecarga del sistema de salud.

Quienes ejercen labores formales e informales han sido especialmente vulnerables en esta etapa, ya que carecen de protección suficiente y oportuna. Los efectos secundarios de la crisis han incidido, a su vez, en la precarización de las condiciones de trabajo, los salarios y la viabilidad de las empresas, por lo que la recuperación del empleo y de los factores que protejan la salud requieren de políticas robustas e integrales.

Si bien desde el inicio de la pandemia el gobierno, el sector privado y las familias han reaccionado a la crisis sanitaria a través de medidas de prevención, tratando de salvaguardar la salud y el empleo. Sin embargo, no ha sido suficiente porque las consecuencias de todo lo vivido, aún no logramos dimensionarlo en su totalidad digno, pero el impacto en la salud y seguridad de los trabajadores y por su intermedio a sus familias, aún no logramos dimensionarlas en su totalidad. Es momento entonces de asumir un liderazgo que permita implementar y fortalecer sistemas de gestión en salud y seguridad en los espacios laborales, capaces de adaptarse a las condiciones extremas en lo sanitario, social, político y económico.

La crisis ha puesto de relieve la necesidad de una legislación en estas materias, que se adapte a lo imprevisto y facilite dar respuestas rápidas y adecuadas, para enfrentar los nuevos riesgos emergentes. En ese aspecto, tampoco nos podemos olvidar de la importancia del cumplimiento de la normativa y de extremar los mecanismos de inspección para aprender a vivir y superar las dificultades que puedan venir.

Continuar Leyendo

Opinión

“La educación como se concibe hoy ¿respetará los nuevos neuroderechos?”

Publicado

on

Marietta Pizarro, (Académica UCEN Coquimbo) (más…)

Continuar Leyendo

LO+ LEIDO AHORA