Deportes

Pelea Vidal-Bonini y el crack que “se curó” en concentración: desclasifican secretos de era Bielsa

El destacado reportero gráfico de nuestro fútbol nacional, Marco Muga, desclasificó dos imperdibles anécdotas de la era Bielsa al mando de La Roja.

El profesional, hoy jubilado, fue el fotógrafo oficial de la selección cuando la dirigió Marcelo Bielsa, etapa que le dejó enseñanzas y muchas anécdotas.

Una de ellas tiene que ver con el nacional Arturo Vidal y el preparado físico del ‘loco’ Luis María Bonini.

En conversación con LUN, el reportero gráfico señaló que Bielsa nunca le tuvo paciencia al ‘rey Arturo’, y se notaba que la relación no era buena. Sin embargo, quien tuvo problemas serios con Vidal fue Bonini.

“Nunca tuvieron buena relación y se notaba. Pero el que tuvo problemas serios con Vidal fue Bonini. Un día, el preparador físico estaba en medio de la cancha hablándoles a los jugadores. De repente, alguien tiró una pelota que llegó justo donde estaba Vidal, quien tomó el balón y empezó a hacer jueguitos”, partió diciendo.

“Bonini se indignó y le dijo que parara. Vidal, como es choro, lo mandó a la cresta y Bonini se calentó más. En un momento, los dos se fueron de pechazos y, si no es porque llegó Eduardo Berizzo a separarlos, la cosa termina a los golpes. Fue un momento de tensión que nunca se resolvió del todo”, relató.

“Él se escapó y se tomó sus copas. Se curó”

La otra anécdota que recuerda Muga tiene que ver con un grave acto de indisciplina cometido por un jugador de La Roja, quien se escapó de la concentración para ir a tomarse unas copas.

El profesional reconoció que en la selección de Bielsa hubo indisciplina, pero que a diferencia de otros procesos acá no existieron filtraciones.

“La diferencia es que no hubo arrancadas de tarro como el Bautizazo, el Tavellinazo o el choque de Vidal en la Copa América. Ningún jugador hubiese osado llegar a tanto”, lanzó.

En cuanto al acto de indisciplina, este fue protagonizado por el nacional Marco Estrada.

“Sí hubo problemas y el peor de todos lo protagonizó Marco Estrada”, relató. “Estando en Viña del Mar, concentrados para un partido, él se escapó y se tomó sus copas. Se curó. Lo peor fue que tuvo un problema con Carabineros y llegó dos días después. Todos pensaban que Bielsa lo iba a castigar o, derechamente, no lo iba a convocar más. Pero no lo hizo y dijo que a él le preocupaba el rendimiento en la cancha y no lo que cada uno hiciera en su vida”, cerró.

Back to top button