Connect with us

Internacional

Muere el príncipe Felipe, esposo de la reina Isabel II de Inglaterra

Publicado

on

La Casa Real de Inglaterra informó la mañana de este viernes el fallecimiento del príncipe consorte Felipe de Edimburgo, esposo de la reina Isabel II, a los 99 años.

La información fue dada a conocer por un comunicado de la Familia Real, donde se detalló que Felipe, aquejado de problemas de salud desde hace varios años, murió en el Castillo de Windsor.

“Es con profundo pesar que Su Majestad la Reina ha anunciado la muerte de su amado esposo, Su Alteza Real el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo. Su Alteza Real falleció pacíficamente esta mañana en el Castillo de Windsor”, publicaron.

Tras conocerse la información, el primer ministro de Inglaterra, Boris Johnson, envió sus condolencias a la Familia real y destacó el legado del duque de Edimburgo, durante la historia reciente del país.

“Damos gracias como nación y reino a la extraordinaria vida y obra del príncipe Felipe”, 
dijo Johnson.

En la misma línea, el líder de la oposición, Keir Starmer, también mostró sus respetos hacia la figura del príncipe consorte y lo calificó como un servidor público “extraordinario” para el Reino Unido.

“El príncipe Felipe dedicó su vida a nuestro país, desde una distinguida carrera en la Royal Navy durante la Segunda Guerra Mundial hasta sus décadas de servicio como duque de Edimburgo”, comentó Starmer.

Felipe, que el 10 de junio debía cumplir 100 años, fue visto por última vez el 16 de marzo cuando vestido con camisa blanca y jersey color crema salió en el asiento trasero de un vehículo del hospital King Edward VII de Londres, donde había sido ingresado un mes antes.

Desde allí regresó al castillo de Windsor, unos 50 km al oeste de Londres, donde él y la reina, de 94 años, han estado confinados desde el inicio de la pandemia de coronavirus hace más de un año.

Hacía años que no pasaban tanto tiempo juntos
, puesto que él permanecía gran parte del año en la residencia real de Sandringham y la reina en el palacio de Buckingham o de Windsor.

Tras ser hospitalizado el 16 de febrero, como “medida de precaución” por haberse sentido mal, y ante las especulaciones y preocupación por su avanzada edad, la Casa Real informó de que su ingreso no estaba relacionado con el covid-19, sino que se debía a una infección.

Bajo una fuerte expectación mediática, había sido trasladado a principios de marzo del pequeño y elegante King Edward VII, al gran hospital público St Bartholomew.

Allí, donde se encuentra según su página web el mayor departamento especializado en enfermedades cardiovasculares de Europa, fue sometido “con éxito” a una operación quirúrgica “para tratar una enfermedad cardíaca preexistente”.

Su fallecimiento representa un nuevo revés para la familia real británica en un momento convulso para la monarquía,
 sacudido por una de sus mayores crisis institucionales a raíz de una explosiva entrevista concedida por el príncipe Enrique y su esposa Meghan en marzo a la la estrella de la televisión estadounidense Oprah Winfrey.

En esta, Enrique, de 36 años, y Meghan, de 38, explicaron los motivos de su estrepitosa retirada de la realeza británica y su exilio en California. Y aseguraron que un miembro de la familia real había mostrado “preocupación” por el color de piel que tendrían sus hijos, dado que la madre de ella es negra.

Poco después Enrique puntualizó que no habían sido ni su abuela, la reina, ni su abuelo, Felipe, conocido por sus meteduras de pata y sus bromas de mal gusto, así como por su fuerte temperamento y su franqueza.

70 años casados

Nacido príncipe de Grecia y Dinamarca el 10 de junio de 1921, al casarse con Isabel Felipe renunció a su carrera militar y se sometió al estricto protocolo ligado a su función. Y siempre mostró una entrega total a la corona británica.

Después de haber participado en más de 22.000 compromisos oficiales desde que su esposa accediera al trono en 1952, el duque se había retirado de la actividad pública en agosto de 2017.

Desde entonces había sido hospitalizado varias veces, la penúltima en diciembre de 2019 por “problemas de salud preexistentes”.

En enero de 2019, sufrió un espectacular accidente de automóvil cuando su Land Rover se estrelló contra otro vehículo en las cercanías de la finca de Sandringham y volcó
. En ese momento renunció a su permiso de conducir.

La vida de Felipe se había visto sacudida cuando tenía a penas 18 meses: su tío, rey de Grecia, fue obligado a abdicar y su padre fue desterrado después de la guerra greco-turca.

Sus padres, con él y sus cuatro hermanas, huyeron a bordo de un barco del ejército británico.

Fue enviado a Escocia a un internado, y a partir de 1939, concurrió a la Escuela Naval de Dartmouth, en el sur de Inglaterra.

En esa época conoció a la princesa Isabel, con quien se casó el 20 de noviembre de 1947. Tuvieron cuatro hijos (Carlos, Ana, Andrés y Eduardo).

En noviembre de 2017 para el aniversario de 70 años de matrimonio, las campanas de la abadía de Westminster, donde habían casado, sonaron durante más de tres horas en honor de la pareja eral.

Click para comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Internacional

Rusia registra récord de muertes diarias por covid-19

Publicado

on

Rusia es en términos absolutos el país de Europa más golpeado por la pandemia. Desde junio, se ha visto castigada por la contagiosa variante delta y no consigue contener su progresión. (más…)

Continuar Leyendo

Internacional

China declara ilegales las transacciones con criptomonedas

Publicado

on

El Banco Central de China explicó que el comercio con criptomonedas ha aumentado “el lavado de dinero, la recaudación ilegal de fondos, los esquemas piramidales y otras actividades criminales e ilegales”. (más…)

Continuar Leyendo

Internacional

Nueva variante de COVID tendría la capacidad de evadir inmunidad en personas inoculadas

Publicado

on

Una nueva variante de coronavirus, cuyo origen se remonta a Japón, podría ser una nueva causa de preocupación para las autoridades sanitarias. Y es que esta mutación denominada R.1, tendría la capacidad de evadir la inmunidad generada por las vacunas en las personas.

De acuerdo a datos entregados por el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), de esta mutación existen más de 10 mil casos confirmados alrededor del mundo, presentando la mayor cantidad de contagiados en Estados Unidos y en Japón.

El último brote fue registrado en una hogar de ancianos en Kentucky (Estados Unidos), lugar donde la mayoría de los residentes ya había recibido las dosis de vacunas. En total, los científicos sostienen que esta variante se encuentra activa en 35 países.

William A. Haseltine, ex académico de la Universidad de Harvard, escribió recientemente una columna en revista Forbes, donde explica las implicancias de esta nueva mutación, la cual sería mucho más resistente y tendría mayor capacidad de propagación.

“La variante contiene cinco mutaciones previamente señaladas en variantes de interés o preocupación, dos de las cuales se encuentran en la proteína Spike. También contiene muchas mutaciones únicas”, explica el científico.

“R.1 comparte un origen común con todas las variantes de interés o preocupación y juntas, estas tres mutaciones caracterizan la primera variante importante que se observó por primera vez a principios de 2020. Ese virus pronto desplazó a casi todos los aislamientos originales de Wuhan. El virus Triad es el padre de todas las variantes preocupantes o de interés, incluidas Alfa, Beta, Gamma, Delta, Lambda y Mu“, agrega Haseltine.

Además, R.1 tiene un conjunto de mutaciones únicas que pueden conferir una ventaja adicional en la transmisión, replicación e inmunosupresión, en relación con las vacunas y tratamientos existentes para combatir el virus.

Según los CDC, R.1. contiene la mutación W152L en una región de la proteína de pico que es el objetivo de los anticuerpos que podrían reducir su efectividad, la que también estuvo presente en una variante menor de la cepa Delta que se detectó en la India.

Continuar Leyendo

LO+ LEIDO AHORA