PAÍS

Minsal envió a casi 300 familias que llegaron a Chile a cumplir cuarentena domiciliaria

Las demoras en la habilitación de hoteles transitorios obligaron a la autoridad a contravenir sus nuevas disposiciones para evitar la diseminación de variantes.

 

La alta afluencia de personas que llegaron a Chile del extranjero desde el miércoles, cuando empezó un endurecimiento de los controles en el Aeropuerto de Santiago, así como las demoras en la habilitación de hoteles transitorios, obligó al Ministerio de Salud a derivar a casi 300 familias a sus domicilios.

Aquello contraviene las últimas disposiciones del Gobierno para evitar la diseminación de variantes del Covid-19 en el país, entre las que se cuenta una estricta vigilancia a los pasajeros que arriben en el terminal internacional, la presentación de un PCR negativo, estar dentro de un hotel por al menos cinco días y hacer cuarentena por un total de 10 días.

La Seremi de Salud Metropolitana explicó a La Tercera que, de los 5.820 viajeros que han ingresado desde el miércoles, el 90 por ciento efectivamente llegó a un hotel de tránsito, mientras que quienes debieron aislarse en sus hogares son padres con hijos -excluidos de la medida- y familias que no pudieron llegar a los hoteles.

“Fueron enviadas aquellas personas que venían en vuelos con mayor ocupación y a quienes, para evitar largas esperas, se de les derivó a sus hogares con exigencia de cuarentena de diez días y toma de PCR en suelo nacional”, sostuvo la autoridad sanitaria.

ATRASOS EN LA SANITIZACIÓN

Sobre lo que llevó a determinar esto, la Seremi admitió que “en el momento que llegaron al país no se encontraban habilitadas las habitaciones por demoras en el proceso de preparación, que se refiere a la higienización y sanitización de las piezas. Por lo que tendrían que esperar por muchas horas en el aeropuerto”.

De todas maneras, la secretaría garantizó que la fiscalización de cada cuarentena está siendo estricta, pues vigilan a cada grupo familiar, y si alguna de estas personas llega a estar fuera de casa, se arriesga a multas que pueden llegar hasta las 1.000 UTM.

A pesar de que se prevé un retorno considerable de viajeros por el cierre de fronteras que rige desde ayer lunes, el Minsal señala que una situación como esta no se repetirá, ya que contarían con suficientes cupos en los 100 hoteles de tránsito habilitados para derivar a estas personas.

Back to top button