Sin categoría

¿Cómo ocupar responsablemente la tarjeta de crédito para evitar el sobrendeudamiento?

Unegocios, unidad de educación continua de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, ha publicado su primer capítulo de un proyecto que busca potenciar la educación financiera en Chile a través de diversas entrevistas a docentes de la Facultad.

En esta oportunidad, el docente del diplomado en finanzas de Unegocios, Jorge Berríos, dio a conocer las razones principales que explican el sobreendeudamiento en Chile y cómo usar responsablemente nuestras tarjetas de crédito para evitar caer en la morosidad.

El 65% de los chilenos se endeuda para pagar los gastos de marzo

El experto de Unegocios explica que, la gran mayoría de los chilenos están endeudados debido a que, no saben ocupar responsablemente una tarjeta de crédito, la cual por sí sola no es definida como algo bueno o algo malo, sino que, todo depende de cómo la persona la vaya a ocupar y para qué la quiere usar.

Al respecto, expone que, la idea es solo ocuparla exclusivamente para cosas puntuales, por ejemplo, cuando no tenemos efectivo o cuando queremos comprar algo en particular y podemos optar a pagarlo en 2 o 3 cuotas, lo cual es una muy buena alternativa.

“Sin embargo, si una persona ocupa la tarjeta de una forma indiscriminada y no dimensiona que tiene cupos muy altos y gasta más allá de las capacidades de pago, la tarjeta de crédito siempre será una mala alternativa” agrega.

La tarjeta de crédito debe ser la última opción y no el medio permanente de compra

Respecto a cómo usar la tarjeta de crédito de una forma responsable, el profesor Berríos recomienda que, las personas deben planificar claramente cuáles son sus ingresos, cuál es su nivel de gasto y hasta donde puede pagar en términos de carga financiera, la cual no debería superar el 25% de su sueldo, es decir, una persona no debería pagar más del 25% de su sueldo en términos de cuotas.

Otra situación expuesta por el experto, es, por ejemplo, comprar un televisor en 3 o 4 cuotas, lo cual está perfecto y es una muy buena opción, pero es imposible pensar en pagar el televisor en 3 cuotas, la lavadora en 3 cuotas, el refrigerador en 5 cuotas, etc. Por lo tanto, lo ideal es que una vez se termine de pagar el televisor, recién podemos comenzar a pagar otro producto para el hogar.

“Obviamente si es un caso de emergencia la idea es comprarlo, pero si vas a comprar un refrigerador o algún bien para el hogar es mejor que ocupen las tarjetas de casa comercial que tienen tasas más bajas y están hechas para pagar en cuotas” concluye.

Potenciar el ahorro

Por último, Jorge Berríos, comenta que, si las personas quieren comprar algún producto o servicio de un alto valor, como, por ejemplo, las vacaciones de fin de año, la idea es ahorrar lo que más puedan durante todo el año y en el caso que exista algún diferencial, ahí es un buen momento para usar la tarjeta de crédito, la cual te ayuda a llegar al monto que deseas. Algo similar ocurre con la compra de un auto, por lo tanto, la invitación del profesor es a potenciar el ahorro en los hogares.

Back to top button