INTERNACIONAL

China estableció como objetivo de crecimiento para 2021 superar el 6% pese al Covid

La cifra anunciada por el primer ministro, Li Keqiang, fue bien recibida debido a que durante el 2020 no se fijó una meta de avance en el PIB por la pandemia.

 

China se marcó como objetivo que su economía crezca “por encima del 6% interanual en 2021, reveló el primer ministro, Li Keqiang, durante la sesión inaugural de la cumbre anual de la Asamblea Nacional Popular (ANP, Poder Legislativo).

Así pues, en contra de lo esperado por muchos analistas, China vuelve a marcarse una meta de avance para su producto interior bruto (PIB) después de que en 2020 no lo hiciera debido a la incertidumbre provocada por la pandemia, rompiendo con una tradición que no se había visto interrumpida en más de una década y media.

El nuevo objetivo se ha fijado teniendo en cuenta “la recuperación de la actividad económica” -el PIB creció un 2,3% en 2020, convirtiendo a China en uno de los pocos países en avanzar durante la pandemia-, y va acompañado de una meta de inflación de en torno al 3%.

“Este objetivo de crecimiento nos capacitará a todos para dedicarnos con plenas energías a promover la reforma, la innovación y un desarrollo de alta calidad”, asegura el informe leído por Li.

Sin embargo, el objetivo divulgado por el primer ministro es menos ambicioso que el esperado por algunos expertos, que pronosticaban recientemente una tasa de crecimiento superior al 8 % teniendo en cuenta la menor base comparativa.

En lo respectivo al empleo, China se marca el objetivo de crear más de 11 millones de puestos de trabajo urbanos.

El país asiático también se fija alcanzar un equilibrio básico en la balanza de pagos y se compromete a seguir recortando impuestos, a mantener estable la tasa de cambio de su moneda -el renminbi- y, en general, a no realizar grandes cambios en su política macroeconómica este año.

Asimismo, el informe de su Gobierno indica que el crecimiento de la partida para Investigación y Desarrollo será del 7% anual durante el plan quinquenal 2021-2025 -centrado en conseguir la independencia tecnológica de China-, y que los gastos del Gobierno central dedicados a la investigación crecerán un 10,6 % este año.

Li indicó que habrá una deducción fiscal al gasto en investigación del 75 % para las empresas en general y del 100 % para las empresas manufactureras.

Uno de los objetivos estrella del plan quinquenal 2021-2025 que se aprobará en esta ANP es la autosuficiencia tecnológica, especialmente en campos donde sus cadenas de suministro se pueden ver comprometidas por los vaivenes geopolíticos como el de los semiconductores.

Sin embargo, según recordaron recientemente analistas de la consultora Trivium, esta meta es “más difícil de lo que parece” debido a que China no ha cumplido con sus propios objetivos de gasto en investigación y desarrollo en los últimos cuatro planes quinquenales.

Back to top button