Un terremoto de magnitud 6,3 en la escala de Richter sacudió este miércoles Grecia central y se sintió incluso en Atenas, situada casi 400 kilómetros más al sur, sin que por ahora haya informes sobre víctimas.

Según el instituto geodésico de Atenas, el epicentro del terremoto ocurrido a las 12.16 hora local (07:16 hora chilena) se situó 16 kilómetros al sur de la localidad de Elasona, en el distrito de Lárisa, y a una profundidad focal de 7,8 kilómetros.

Tres minutos mas tarde se produjeron varias réplicas con magnitudes entre 4,2 y 4,9.

Un portavoz de la Protección Civil dijo a EFE que no hay reportes sobre víctimas o daños materiales de importancia. La televisión pública griega, por su parte, informó de algunos deslizamientos en carreteras de la región.

El presidente de la región de Grecia central, Konstantinos Agorastós , pidió la evacuación inmediata de todos los edificios públicos y colegios como medida de precaución.

El terremoto se sintió también con fuerza en Salónica, la segunda ciudad en importancia del país, situada 150 kilómetros al norte del epicentro.

Este país del sureste de Europa dispone de importantes fallas geológicas y los terremotos son frecuentes, sobre todo en el mar, y en su mayoría no causan víctimas.

El último sismo mortal en Grecia, de magnitud 7, remonta al 30 de octubre de 2020 en el mar Egeo, entre la isla griega de Samos y la ciudad turca de Esmirna.

Dos adolescentes perdieron la vida en la isla griega, mientras que, en Turquía, el terremoto dejó 114 muertos y unos 1.035 heridos.

Un rescatado entre los escombros

Según informó la radio pública griega “Skai”, tras el sismo un hombre debió ser rescatado desde los escombros de su vivienda en un pueblo de Elassona.

Específicamente fue en Mesochori donde la casa colapsó, dejando a su morador atrapado. Tras intensos trabajos del cuerpo de Bomberos, el afectado fue liberado sin presentar mayores daños.

Además, se reportaron daños en una pared de una escuela en Damasi. Caída de rocas en la carretera Larissa-Elassona en Melouna y en una carretera en Kastraki, Kalampaka. Junto a ello y por decisión de la Dirección Regional de Educación de Tesalia, todas las escuelas de la zona fueron cerradas.