Connect with us

Destacados

Suplementos de té verde podrían modular desarrollo facial en niños con síndrome de Down

Publicado

on

Ingerir extractos de té verde en bajas dosis, menos de 30 miligramos por kilo al día, puede reducir la dismorfología facial en niños con síndrome de Down cuando se toma durante los primeros tres años de vida, según un nuevo estudio hecho con ratones que confirma los beneficios de su consumo.

El estudio, que también analizó a los niños que ya consumen 9 miligramos por kilo al día de este producto, con vigilancia médica porque mejora sus capacidades cognitivas, lo publica la revista Scientífics Reports.

La indagación fue dirigida por investigadores belgas y españoles. Entre ellos del Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL) de Barcelona, del Centro de Regulación Genómica (CRG) y de la Universidad de Barcelona (UB).

En el ensayo hecho con ratones, los científicos confirmaron que una dosis baja -consideran baja menos de 30 miligramos por kilo al día y alta más de 100- tiene efectos positivos. Pero encontraron que dosis elevadas del extracto pueden alterar de manera no deseada el desarrollo facial y óseo en los animales de laboratorio.

Estudio no tiene finalidades estéticas ni estigmatizantes

Neus Martínez-Abadías, profesora de la Facultad de Biología de la UB y coautora principal del estudio, explicó a Efe que este no tiene finalidades estéticas ni estigmatizantes de este colectivo. Sino que quiere mejorar la salud de las personas con Down porque su fisonomía facial se asocia con problemas de salud, por ejemplo en mayores problemas en las vías respiratorias y en la masticación.

Martínez-Abadías señaló que serán precisas nuevas investigaciones para entender los efectos de los extractos de té verde. Un producto que, advierte, “siempre se debe consumir bajo supervisión médica porque también puede tener efectos adversos que no están estudiados aún”.

El síndrome de Down está causado por la presencia de una tercera copia del cromosoma 21 (trisoma 21). Una alteración genética que provoca una sobreexpresión de los genes de este cromosoma y resulta en una serie de discapacidades físicas e intelectuales.

Uno de estos genes, el DYRK1A, contribuye a alterar el desarrollo cerebral y óseo en personas con síndrome de Down, entre otros mecanismos de acción.

Suplementos de té verde

Los científicos ya conocían que un compuesto del té verde — el epigalocatequina-3-galat o EGCG— inhibe la actividad del gen DYRK1A. Y otras investigaciones habían constatado el potencial del EGCC para mejorar las capacidades cognitivas en niños y jóvenes con síndrome de Down, muchos de los cuales ya consumen este producto.

En este nuevo estudio, los investigadores analizaron el efecto de los suplementos del té verde sobre el desarrollo facial en el síndrome de Down. En concreto, los efectos de los suplementos de EGCG en dosis diferentes sobre ratones.

Luego hicieron un estudio de tipo observacional sobre niños con síndrome de Down y los compararon con niños que no presentan este desorden genético (grupo control).

En la investigación también participó la Universidad Católica de Lovaina (Bélgica), la Universidad Central de Florida (EEUU), La Salle– Universidad Ramon Llull y el Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM).

Durante el estudio se inició el tratamiento en los ratones antes de nacer, con las crías en el útero, mediante la suplementación de extractos de té verde en el agua potable en dosis bajas o altas.

El 60% de los ratones tratados con dosis bajas presentaron unas características faciales similares a las del grupo de control. Pero con dosis elevadas aportó resultados heterogéneos e incluso en algunos casos llegó a alterar el desarrollo facial, de modo que causó una dismorfología adicional.

Estudio observacional con voluntarios

El estudio observacional con voluntarios se llevó a cabo en España y también incluyó participantes de América del Norte. En total 287 niños de entre 0 y 18 años, incluidos niños y niñas con síndrome de Down, que ingirieron o no un suplemento de EGCG en condiciones de autoconsumo y sin seguir un protocolo prescrito.

“Todos los participantes en el estudio fueron fotografiados desde varios ángulos para crear un modelo 3D de sus caras”, dijo Martínez-Abadías.

“Para comparar los rasgos faciales de los participantes, utilizamos 21 marcadores antropométricos y el análisis de distancias faciales. En el grupo de cero a tres años observamos que cuando comparábamos niños con síndrome de Down que nunca habían recibido tratamiento con niños que no padecen esta trisomía, el 57 % de las distancias de la cara eran significativamente diferentes”, según la bióloga.

“Cuando en la comparación considerábamos los niños que sí recibieron tratamiento con EGCG, esta diferencia fue mucho menor, solo el 25%. Es decir, después de la suplementación con té verde, la dismorfología facial disminuye y los niños con o sin síndrome de Down se parecen más”, resumió la investigadora.

Sin embargo, los investigadores no identificaron un efecto similar en el grupo de adolescentes. Lo que sugiere, según Martínez-Abadías, que “los suplementos de té verde solo afectan el desarrollo facial cuando se administran en las primeras etapas de la vida, momento en que las estructuras de la cara y del cráneo crecen más rápidamente”.

Click para comentar

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Destacados

Identifican virus de 15.000 años de antigüedad en deshielo de glaciares tibetanos

Publicado

on

Los científicos que estudian el hielo de los glaciares han encontrado virus de casi 15.000 años de antigüedad en dos muestras de hielo tomadas en la meseta tibetana de China. La mayoría de esos virus, que sobrevivieron por haber permanecido congelados, no se parecen a ningún otro virus catalogado hasta la fecha.

Los hallazgos, publicados en la revista Microbiome, podrían ayudar a los científicos a entender cómo han evolucionado los virus a lo largo de los siglos. Para este estudio, los científicos también crearon un nuevo método ultralimpio para analizar microbios y virus en el hielo sin contaminarlo.

Virus archivados serían liberados al medio ambiente

Mientras el hielo glaciar se derrite, criaturas ancestrales están saliendo del frío almacén del permafrost, y no todos están muertos. Un musgo centenario pudo volver a la vida en el calor del laboratorio. También, increíblemente, pequeños gusanos redondos de 42.000 años de antigüedad, según informó ScienceAlert.

A pesar de la cierta fascinación por estos organismos del pasado lejano de la Tierra que están revelando la historia de antiguos ecosistemas, el deshielo también ha suscitado cierta preocupación por la posibilidad de que los antiguos virus vuelvan a perseguirnos.

“El deshielo no solo provocará la pérdida de esos antiguos microbios y virus archivados, sino que también los liberará al medio ambiente en el futuro”, escriben los investigadores en un nuevo estudio, dirigido por el primer autor y microbiólogo Zhi-Ping Zhong, de la Universidad Estatal de Ohio.

Estudio de los virus en los glaciares es relativamente nuevo

Los primeros informes sobre microbios en el hielo de los glaciares aparecieron a principios del siglo XX, pero fueron ignorados en gran medida hasta la década de 1980, cuando se investigaron los microbios en el núcleo de hielo del lago Vostok –el mayor de los casi 400 lagos subglaciales conocidos de la Antártida– y en estudios posteriores realizados a finales de la década de 1990.

Estos glaciares se formaron gradualmente y, junto con el polvo y los gases, también se depositaron en ese hielo muchísimos virus“, explica Zhi-Ping Zhong. “Los glaciares del oeste de China no están bien estudiados, y nuestro objetivo es utilizar esta información para reflejar entornos pasados. Y los virus forman parte de esos entornos”, agregó el microbiólogo, según se lee en el comunicado de la Universidad.

Análisis de núcleos de hielo

Los investigadores analizaron núcleos de hielo tomados en 2015 en el casquete de hielo de Guliya, en el oeste de China. Los núcleos se recogen a gran altura –la cumbre de Guliya, donde se originó este hielo, está a 6.700 metros sobre el nivel del mar–.

Los núcleos de hielo contienen capas de hielo que se acumulan año tras año, atrapando lo que había en la atmósfera a su alrededor en el momento en que cada capa se congeló. Esas capas crean una especie de línea de tiempo que los científicos han utilizado para comprender mejor el cambio climático, los microbios, los virus y los gases a lo largo de la historia.

Científicos hallan códigos genéticos de 33 virus

Utilizando una combinación de técnicas tradicionales y nuevas para datar este núcleo de hielo, los investigadores determinaron que el hielo tenía casi 15.000 años de antigüedad, donde encontraron los códigos genéticos de 33 virus, según se lee en el comunicado.

Cuatro de esos virus ya han sido identificados por la comunidad científica. Pero al menos 28 de ellos son nuevos. Alrededor de la mitad de ellos parecían haber sobrevivido en el momento en que se congelaron no a pesar del hielo, sino gracias a él.

Buscar secuencias genéticas en entornos helados extremos como Marte o la Luna

“Se trata de virus que habrían prosperado en entornos extremos”, dijo Matthew Sullivan, coautor del estudio, profesor de microbiología en la Universidad Estatal de Ohio y director del Centro de Ciencia del Microbioma de la Universidad Estatal de Ohio.

“Estos virus tienen firmas de genes que les ayudan a infectar células en entornos fríos, firmas genéticas simplemente surrealistas para que un virus sea capaz de sobrevivir en condiciones extremas. Estas firmas no son fáciles de extraer, y el método que Zhi-Ping desarrolló para descontaminar los núcleos y estudiar los microbios y los virus en el hielo podría ayudarnos a buscar estas secuencias genéticas en otros entornos helados extremos: Marte, por ejemplo, la Luna, o más cerca de casa, en el desierto de Atacama de la Tierra”, agregó Sullivan.

Virus congelados probablemente proceden del suelo o de las plantas

Según reporta ScienceAlert, el equipo descubrió, al comparar sus secuencias genéticas con una base de datos de virus conocidos, que los virus más abundantes en ambas muestras de núcleos de hielo eran bacteriófagos que infectan a Methylobacterium, bacterias importantes para el ciclo del metano dentro del hielo.

Estaban más relacionados con los virus encontrados en las cepas de Methylobacterium en los hábitats de las plantas y el suelo, lo que concuerda con un informe anterior según el cual la principal fuente de polvo depositado en la capa de hielo de Guliya probablemente se origina en los suelos.

“Estos virus congelados probablemente proceden del suelo o de las plantas y facilitan la adquisición de nutrientes para sus huéspedes”, concluyó el equipo.

¿Cómo responden las bacterias y los virus al cambio climático?

El estudio de los virus en los glaciares es relativamente nuevo: solo dos estudios anteriores han identificado virus en el hielo antiguo de los glaciares. Pero es un área de la ciencia que está adquiriendo mayor importancia a medida que el clima cambia, dijo Lonnie Thompson, autor principal del estudio, distinguido profesor universitario de ciencias de la tierra en el Estado de Ohio y científico investigador principal del Centro Byrd.

“Sabemos muy poco sobre los virus y los microbios en estos entornos extremos, y sobre lo que realmente hay allí”, dijo Thompson. “La documentación y la comprensión de eso es extremadamente importante: ¿Cómo responden las bacterias y los virus al cambio climático? ¿Qué ocurre cuando pasamos de una edad de hielo a un periodo cálido como el actual?”.

Continuar Leyendo

Destacados

Rusia realiza ensayos para poner a prueba eventual desconexión de la red global de internet

Publicado

on

Rusia ha realizado unos ensayos para poner a prueba la “resiliencia de internet” en el país, ante su eventual desconexión de la red global, confirmó hoy el Kremlin.

“Sabemos sobre la realización de esos estudios. Responden a la demandas de actualidad”, dijo a la prensa el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, al confirmar los ensayos, realizados por Roskomnadzor, el regulador estatal de telecomunicaciones.

El portavoz del Kremlin señaló que en el mundo de hoy muchos países hablan en el idioma de “sanciones y restricciones”. Por esto “hay que estar preparados para todo”.

El diario ruso RBC reveló la víspera que las pruebas para la desconexión de internet se llevaron a cabo entre el 15 de junio y el 15 de julio. Esto, con la participación de todos los principales operadores de este servicio.

Probar la capacidad de internet

El objetivo de los ejercicios fue probar la capacidad del segmento ruso de internet de funcionar en caso de bloqueos externos y otras amenazas, según fuentes del sector de telecomunicaciones, consultadas por el medio ruso.

De acuerdo con esas fuentes, a la espera del resultado oficial de las pruebas, fueron reconocidas como “exitosas” de forma preliminar.

Roskomnadzor aseguró que los ejercicios para probar “la seguridad” de internet en Rusia tienen un carácter anual.

Los nuevos ensayos se producen en medio de una ofensiva de Rusia contra los gigantes de internet a los que las autoridades de este país acusan de no respetar la legislación local.

Este jueves, un tribunal moscovita impuso nuevas multas a Facebook y Twitter por no eliminar contenidos prohibidos. El total de las sanciones acumuladas por ambas compañías asciende a 49 millones y 26 millones de rublos.

Rusia aprobó en 2019 una ley sobre el “internet soberano”, que abre la posibilidad para una eventual desconexión de la red global ante un ataque desde el extranjero

Continuar Leyendo

Destacados

Adiós a PES y Winning Eleven: Konami anuncia ‘eFootball’ que será gratuito y 100% digital

Publicado

on

Con esta actualización la legendaria saga de fútbol dejará de ser una entrega anual y recibirá actualizaciones gratuitas cada temporada (más…)

Continuar Leyendo

LO+ LEIDO AHORA