Es una primera medida que seguirá a otra serie de ayudas que serán anunciadas próximamente, según adelantaron en la prensa francesa algunos de los participantes de la reunión, que precisaron que las condiciones de este moderado regreso son aún poco claras.

Francia registró este jueves 22.501 casos de coronavirus en las últimas 24 horas y 271 muertos en hospitales, que hicieron subrayar al Gobierno que todavía no ha llegado el momento de relajar las restricciones que mantiene.

Entre esas medidas destacan el toque de queda desde las seis de la tarde hasta las seis de la mañana y el cierre de bares, gimnasios, cines y museos, que se prolonga ya desde finales de octubre.

Además, el ministro de Sanidad, Olivier Véran, anunció hoy que el 36% de los casos positivos analizados corresponden a la variante británica, y un 5% a la brasileña o sudafricana, más contagiosas que la variante tradicional.