PAÍS

A $4 mil el kilo de pan y $500 un huevo: en Rapa Nui no hay bolsillo que resista a los precios

Si bien es cierto que en territorios insulares o aislados el costo de vida puede ser un tanto más elevado, los habitantes de Rapa Nui acusan que en la isla no hay bolsillo que resista.

Por ejemplo: el kilo de pan puede llegar a costar hasta $4.000, un huevo $500 y un litro de leche $2.100.

“Y un yogurt es un producto de lujo”, comentó Elizabeth Arévalo Pakarati, consejera regional de Rapa Nui.

Al interior de la isla acusan que el alza de valores de los productos tiene directa relación con la aerolínea Latam -que es la que realiza los trayectos desde Chile continental- y el incremento de las tarifas del transporte de carga.

La consejera comparte dicha teoría.

“Los precios de carga han subido, y claramente es lógico desde un punto de vista operacional, pero eso repercute. (…) Es insostenible”, expresó Arévalo Pakarati.

El alto precio de los alimentos, añadió la consejera, está impactando a todo el pueblo rapanui, que vio afectados sus ingresos por la pandemia: “el 80% de la comunidad quedó cesante ya que el principal motor de la isla es el turismo; y al menos 700 familias han sobrevivido gracias a programas como ProEmpleo, pero con un sueldo muy básico”.

Hoy la economía de la isla se sostiene en base a las personas que trabajan en instituciones públicas y que cuentan con ingresos fijos.

Ante este escenario, Arévalo Pakarati aludió indirectamente a las autoridades, ya que “en un Estado de Excepción se debe velar por la cadena de distribución y abastecimiento (…)” y más en el caso de un territorio insular, donde el único puente con el territorio continental “es por vía aérea o marítima”.

Puntualizó que en la isla ronda la sensación de “abandono”.

Desde la aerolínea Latam, en tanto -al ser mencionados por el alza de tarifas del transporte de carga- explicaron que se trata de precios de “carácter público” no unilaterales, que responden a “los costos operacionales” y que estos se mantienen desde septiembre del año pasado.

También indicaron que desde el inicio de la crisis sanitaria y el cierre de Rapa Nui en marzo de 2020, y “en medio de la situación que atraviesa la compañía”, han trabajado junto a las autoridades en forma continua “para responder a las necesidades de la isla, incluyendo abastecimiento, vuelos de repatriación y el transporte de insumos esenciales”.

Durante la presente jornada, Uko Tongariki Tuki, director de turismo de Rapa Nui, se refirió a la situación de los vuelos de “Retorno Seguro” y de provisiones a dicho territorio.

Sobre el abastecimiento explicó que desde que comenzó la pandemia del covid-19 iniciaron un plan de sostenibilidad alimentaria para no depender tanto del continente.

Eso sí, aclaró que la conexión con el continente y sus recursos sigue siendo necesaria.

Back to top button