De esta forma, un total de 56 personas abandonaron el hotel de concentración en la comuna de Las Condes, para emprender en bus el traslado al Aeropuerto de Pudahuel, para abordar dos vuelos con rumbo a suelo argentino.