Connect with us

Columna de Opinión

«Un Nuevo Codelco» por Santiago González Larraín (Ex Ministro de Minería – Rector U. Central de Chile)

Published

on

Los cambios que hemos visto en Codelco en los últimos meses dan cuenta de una acertada aplicación de su ley de Gobiernos Corporativos, la cual acaba de cumplir 10 años desde su promulgación. La renovación de sus principales autoridades ejecutivas en el estricto marco de la ley, incluyendo a su presidente, y de su dirigencia sindical, que aceptando las legítimas diferencias, se produce en un ambiente de respeto, tolerancia y altura de miras velando por del futuro de la Corporación, representan un buen augurio para lo que podemos esperar en el futuro.

Los desafíos de Codelco no son menores y por todos conocidos. Una inversión presupuestada de US$ 40.000 millones para la próxima década resulta desafiante e inédita en la Corporación. La concreción y puesta en operación de los proyectos estructurales, que garantizan la producción a precios competitivos, resulta fundamental para la supervivencia de la empresa en el largo plazo. Proyectos que han sufrido interminables postergaciones y demoras, producto de la falta de financiamiento, constituyen hoy el eje de su desarrollo. La optimización de la productividad también representa una tarea pendiente en el cual se debe avanzar. Cumplir con los niveles de emisión establecidos en la ley para las fundiciones y continuar el trabajo de optimización en el uso de agua dulce en la producción, en un momento en que el país y el planeta sufren por el cambio climático y una sequía de grandes proporciones, representan un imperativo, no solo técnico, sino también ético.

La nueva presidencia ejecutiva en conjunto con los trabajadores, ahora representados en una recién asumida dirigencia sindical en la Federación de Trabajadores del Cobre, FTC, tienen la responsabilidad de superar estos desafíos y llevar a la empresa al nivel de liderazgo mundial que nunca debió perder. La función principal de Codelco, y en esto no debemos tener dudas, es la de producir cobre, de la más alta calidad, optimizar su productividad y operar con los más altos estándares de seguridad y a los menores costos, de modo de generar el máximo de excedentes que le permitan sustentar su plan de inversiones, y lo más importante, financiar las políticas sociales del país. Codelco, como empresa pública, solo tiene sentido si es capaz de generar aportes al Estado de Chile, que permitan abordar las crecientes necesidades de la población. Si estos objetivos no se cumplen la existencia de la empresa, en las actuales condiciones que le conocemos hoy, estaría en tela de juicio.

Debemos ser optimistas, Codelco cuenta con una ley de Gobierno Corporativo que comienza a dar sus frutos. Las proyecciones del precio del metal rojo indican una cierta estabilidad a futuro con un valor razonable en torno a los US$ 2,9 la libra, el equipo directivo de la empresa está compuesto por profesionales de comprobada capacidad técnica y dilatada trayectoria en la empresa, la nueva dirigencia sindical ha manifestado su disponibilidad y compromiso para avanzar en los temas estratégicos que hoy, más que nunca, se requiere abordar con prontitud y eficiencia. Esperemos que los resultados estén a la altura de las expectativas que todos los chilenos tenemos de Codelco.

Santiago González Larraín

Ex Ministro de Minería – Rector Universidad Central de Chile

 

Seguir Leyendo

Columna de Opinión

«Hora de Construir» por Fernando Maureira Budinich

Published

on

15 de Noviembre 09:36 am, mientras estaba en la fila interminable de ServiEstado, miraba a mi alrededor las caras de todos quienes estábamos ahí resignados a esperar para ser atendidos, sabiendo que en estos días no tienes posibilidad de ir en las tardes, producto del miedo de la violencia que a habido algunos días, muchas miradas de tristeza, molestia, rabia y dolor, pensando que las demandas sociales son totalmente justas, otras personas viendo videos de la contingencia, de cómo hemos sido abusados por personas inescrupulosas, que sólo les interesa el poder, otros viendo videos que derechamente son manipulación mediática tanto de organismos de izquierda como de derecha. Al cabo de unos pocos segundos llega una señora atrás mío, la cual quiebra todas las miradas perdidas con un suspiro y apuro, comentando que tiene que entregar una torta, a la cual buscando alguna frase de consuelo le digo que si quiere yo le puedo ceder mi puesto, aunque por lo largo de la fila no era mucho el avance, ella me agradece el gesto y comenta que está muy triste por como un movimiento tan justo nos ha llevado a eliminar por completo el respeto y la tolerancia, incluso dentro de las familias.

Esta señora cuenta cómo sus sobrinos, que ella quiere tanto como a sus hijos, por el hecho de ser Carabineros, incluso dentro de su familia los han tratado mal, sabiendo que ellos son de los que jamás querría  hacer daño a otra persona, como eso le ha afectado a los hijos y madres de ellos, sobretodo el más pequeño de 6 años – me dice – llego llorando a la casa porque sus compañeros de primero básico cantaban “el que no salta es paco”, otro le había mostrado un comic de un perro llamado “negro mata pacos”. Ante eso un señor que estaba más adelante, le dice que lamentablemente todos cometemos el error de generalizar y hacer acusaciones generalizadas, llevándonos a odiar a personas sólo porque sí, o porque dentro de su grupo hay manzanas podridas…Yo le digo ¡qué gran verdad! Sí, es cierto que hay Carabineros que han actuado mal, pésimo, violando derechos humanos, excedidos en la fuerza, pero… ¿son todos? Y la respuesta que se escucha de otra persona es ¡NO!, a mi me ayudaron en una situación grave. Quedo un silencio, un silencio reflexivo, ya las caras iban cambiando sus expresiones, todos querían escuchar, reflexionar, otros seguir opinando y conversando, caras más escépticas, otros al parecer con miedo de expresar su opinión.

De ahí se produce el salto de tema, primero de cómo esto ha sucedido, que la gran mayoría lo llama “Estallido Social”, como los abusos se han normalizado, que no puede ser que la justicia no funcione adecuadamente, como el hecho del que roba una gallina para alimentarse paga con 5 años de cárcel, en cambio el que se colude, roba y estafa le dan clases de ética, de que se debiera “eliminar el Fuero Parlamentario”, porque finalmente termina siendo un arma de inmunidad, que los corruptos debieran pagar con penas máximas, incluso la muerte como en países asiáticos,  cómo afecta los saqueos y la violencia a la gente común, en sus empleos, la economía de cada hogar, etc.

Finalmente todos llegábamos a las misma pregunta ¿Cómo volvemos a construir un nuevo país, con más respeto, con valores sociales fuertes, justo, libre, en que todos participemos en paz, pero alerta a cualquier abuso para detenerlo a tiempo? Una de las respuesta y bastante unánime es una nueva Constitución, pero que en ésta haya un equilibrio entre los Derechos y Deberes, que la justicia sea real, sin inmunidad, con una democracia real y representativa, que se considere el valor para el patrimonio del país todos sus recursos naturales y no sean absorbidos por privados, que haya más regulación, sobre todo, a las empresas más grandes, salud, salud y lo pongo doble porque es donde más hay problemas, Pensiones Dignas, Educación de Excelencia, Empleos y Remuneraciones acordes, incluso por ahí dijeron que los contratistas no sean utilizados para bajar el costo de la mano de obra. Aunque muchas de las ideas no irían en ninguna Constitución de ninguna parte del mundo, la gente tiende a poner sus esperanzas en ella.

Todo esto me lleva a concluir que finalmente, a pesar de las diferencias de pensamiento de las personas, todos tenemos hambre de Construir, de conversar y llegar a acuerdos es más fácil, porque la mayoría no está en una posición dogmatizada, abiertamente se repudia el hecho que los políticos no sean capaces de llegar a acuerdos en beneficio del país y trabajar realmente en forma efectiva y eficaz en lo que la ciudadanía siempre les ha pedido que hagan y para lo que la mayoría de los Chilenos se desangra para cumplir con sus obligaciones tributarias con las que se les paga sus sueldos y privilegios obscenos.

Por otro lado, hay que tener claro que gran parte de las mejoras en justicia que se quieren, se deben iniciar por casa, desde lo más íntimo de las familias, nuestra moral, tanto para exigir a otros como para nuestro actuar, debe ser mejor que la que tenemos, porque si no logramos eso, nos va a pasar lo que dice el dicho “Hecha la Ley hecha la trampa”, o sea si no queremos narcotraficantes debemos de dejar de comprarles los pititos u otros, y denunciarlos, tanto a los micro como a los grandes, si no queremos corrupción no debemos tratar de sacarnos el parte o ir donde el amigo que mueve las licencias de conducir, si queremos un ecosistema cuidado debemos realizar las acciones de reducir, reciclar y reutilizar, si queremos cualquier cosa debemos todos aportar para construir una sociedad mejor, sino, seguiremos teniendo leyes con letra muerta. Respetar y ser respetado, cumplir con nuestros deberes ciudadanos para exigir el cumplimiento de nuestros derechos.

Por: Fernando Maureira Budinich

Seguir Leyendo

Columna de Opinión

¿Cuándo se jodió Chile? por Eugenio Yáñez Rojas, Director Filosofía, U.San Sebastián

Published

on

El 18 de octubre quedará grabado en el inconsciente colectivo como el día en que se jodió nuestro país. Sin embargo, quizá este día no fue más que el fruto podrido de un proceso de descomposición ética y cultural que se venía incubando de manera larvada hace décadas.

Quizá la crisis comenzó cuando se perdió la autoridad, o sea, cuando los hijos les perdieron el respeto a sus padres, ya sea, porque estos progenitores nunca estaban en casa o porque tuvieron que convertirse en “amigos” de sus hijos; hijos educados sin contención y sin disciplina.

Se perdió la autoridad cuando los profesores en los colegios dejaron de ser maestros y pasaron a ser meros facilitadores de contenidos o de experiencias significativas, y en la universidad, de académicos pasaron a ser empleados.

Se perdió la autoridad cuando para muchos chilenos Carabineros dejó de ser “del débil el protector”. Quizá el estallido social comenzó  cuando, además, perdimos la amistad (cívica), es decir, cuando los políticos comenzaron a moverse en la lógica amigo-enemigo; cuando algunos empresarios abusaron de los trabajadores y cuando algunos trabajadores reemplazaron el pacto social por la lucha de clases (encubierta); cuando la violencia comenzó a engendrarse en los corazones; cuando las universidades (con honrosas excepciones) renunciaron a formar buenos ciudadanos y buenas personas, pues ello no es parte del “currículo”; cuando en los colegios se dejó de impartir educación cívica y enseñar el amor a la patria, pues eso no era “progresista”.

A la pérdida de autoridad y de amistad tendríamos que sumar la pérdida de la austeridad. Esa virtud que en algún momento enorgulleció y distinguió a Chile. Durante décadas nos compramos el cuento (muy bien contado, por lo demás) de que la felicidad depende del éxito económico, sumado al poder, convirtiéndose ambos en nuestra carta de presentación. Sin autoridad, sin amistad, sin austeridad, campea la desconfianza, se obstaculiza el diálogo y se desatan nuestros demonios.

¿Qué va a pasar en el futuro? Es la pegunta que muchos chilenos se hacen angustiados, angustia que nos está escamoteando la alegría. No sé qué va a pasar, pero sí sé que me gustaría que pasara: que recuperemos esa capacidad moral de mandar y ser obedecidos; privilegiar y promover los vínculos que nos unen, y no los que no separa; y no olvidar, como decía el principito, que “lo esencial es invisible a los ojos”. Es un largo y pedregoso camino, pero posible. Si logramos esto, lo demás es añadidura.

 

Eugenio Yáñez Rojas

Director Instituto de Filosofía, Universidad San Sebastián

Seguir Leyendo

Columna de Opinión

«Debemos cambiar la forma de ingresar a la universidad» por Carlos Guajardo (Académico U.Central )

Published

on

En estos días, los más de 290.000 estudiantes que rindieron la PSU, se vieron expuestos y ‘amenazados’ a la única evaluación de ingreso a las universidades que posee nuestro país. Al estrés que ya venían sosteniendo, luego de las dos suspensiones de la prueba, hoy, organizaciones como la ACES y No + PSU, han venido manifestando la eliminación de este proceso de selección universitaria, con tal de reemplazarlo por una modalidad que deje a un lado la segregación y la evaluación de contenidos que son propios de la enseñanza media.

Quizás, el miedo por cambiar los paradigmas de la evaluación en Chile, se siguen manteniendo, donde lo que siempre consideraremos por valedero, son aquellos instrumentos estandarizados que terminan arrojando un determinado puntaje, sin contemplar otro tipo de factores como: el desempeño en la enseñanza media, las actitudes individuales, la capacidad reflexiva, el trabajo en equipo y el saber resolver los problemas diarios de la vida. Probablemente, esto se aleje de un instrumento como la PSU, donde la intención principal es evaluar aquellos saberes que el estudiante posee, luego de haber transitado por cuatro años por la educación media.

Es tiempo que nuestro país avance respecto de sistemas de evaluación nacional como lo es la PSU, al respecto, podemos tomar ejemplos de la región donde las mismas universidades y sus respectivas facultades, asumen el rol de evaluar y/o seleccionar a los estudiantes, dependiendo de la carrera de interés del estudiante. ¿Por qué no podemos tomar en cuenta a través de una entrevista de intereses vocacionales y algún examen propio de la carrera que el estudiante elija para ingresar al sistema universitario de nuestro país?, ¿Por qué no valoramos las notas de enseñanza media en una mayor ponderación?  Pues bien, estas son decisiones que probablemente deberá tomar la nueva subsecretaría de educación superior, quienes desde el año 2020 se harán cargo de la administración de la PSU, y ya no el DEMRE como lo venía haciendo hasta ahora.

Desde la perspectiva de la educación, no podemos seguir concibiendo la evaluación desde parámetros tan establecidos, que lo único que terminan haciendo es segregar, desmotivar y estresar a los jóvenes que se someten a pruebas estandarizadas de nuestro país. El paradigma en la adquisición de conocimientos cambio hace años, y Chile debe comenzar a atreverse por creer en los talentos y competencias de sus estudiantes, a partir de otras formas de evaluación.

Por ahora, solo nos queda esperar la decisión que se adopte en un mediano plazo, y donde ningún estudiante se quede privado por acceder a la carrera que siempre anheló.

Seguir Leyendo

Columna de Opinión

¿Quién es el culpable?Por: Fernando Maureira Budinich

Published

on

Todos tenemos a alguien cercano, o nosotros mismos, que ha sido víctima de un asalto, robo de la casa, el auto, los lentes, una joya, cartera, etc. También vemos como la droga se va tomando barrios, escuelas, universidades, política y cualquier lugar público, por lo mismo, vamos exigiendo al gobierno de turno que haga algo, pedimos y exigimos que se cumpla la ley, que no haya puerta giratoria, que se endurezcan las penas, que los jueces, fiscales y policías hagan su trabajo.

Pero… ¿Quién es realmente el culpable de éste problema?, quisiéramos ser como otros países donde casi no tienen delincuencia, no hay tráfico visible, han disminuido el consumo de alcohol, etc. En cambio, según la Subsecretaría de Prevención del Delito en informe que emitió en Mayo de 2018 se da cuenta de un alza en tres de los delitos más violentos (robo con intimidación alza de 9,6%, homicidio 17% más y violación con aumento del 5%).

Para dilucidar quién es el culpable les voy a realizar un ejercicio contándoles una historia.

Un día una familia trabajadora con todas las dificultades que tiene cualquier familia, donde el sueldo obtenido no es el que quieren o creen necesitar, debe pagar deudas, amanecerse trabajando, los hijos en colegios donde requieren materiales, otro en la Universidad que requiere pensión, libros, etc. Se ven en la necesidad de comprar un computador para los trabajos de los mismos estudiantes, aprovechando los hijos piden que tenga características “gamer”, ¿Por qué no? Al cotizar un equipo así en tiendas su valor no es inferior a los $ 900.000.-, uno de los hijos lo ve en un grupo de ventas en internet, donde el anuncio dice que está casi nuevo, que su valor en tienda de ese equipo es superior al millón de pesos y que por apuro lo venden en $ 200.000.- Lo primero que se piensa es que es una ganga, que no se debe desaprovechar y hay que comprarlo antes de que otro se lo lleve, además se le cruza por la cabeza que los más probable es que sea robado… pero… no importa, al final gana el más vivo y es muy poco probable que me lo quiten por la “receptación”.

Bueno resulta que ese computador, sí era robado, en un “portonazo”, donde la víctima la dejaron herida de gravedad delante de su familia. Los asaltantes, como es común, eran menores de edad, que para celebrar compran sus vicios (drogas, alcohol, cigarros y otros.) y para poder seguir su ritmo hicieron a lo menos 3 asaltos más, con consecuencias parecidas.

Después de ésta historia, vuelvo a preguntar ¿Quién es el culpable?, para mí, es el que compro la ganga, debido a que desde el primer minuto sabía que era robado y al igual que un jefe de mafia, le dio una remuneración a ese delincuente para obtener el computador tan deseado, a la vez es culpable  de las heridas y el trauma de la victim…total… ganó el más vivo, pero también es culpable de los burreros muertos por traer la droga que consumieron con su dinero que pagó por el trabajo hecho al delincuente, sí, porque los pititos y gramitos de drogas que le compraron al microtraficante fueron ingresados por una persona que si no lo hacía lo matarían igual, o la amenaza de matar a sus hijos y familia.

Ahora que sabes cómo se financió el delincuente que tanto aborreces, te pregunto, ¿Estás dispuesto a seguir financiando el homicidio, tráfico, violaciones, “corrupción” que existen y que tanto odiamos? O ¿estás dispuesto a generar un cambio social en tu entorno para hacer lo correcto? Y si no, simplemente no se queje.

Seguir Leyendo

Columna de Opinión

“Trabajo infantil: Un factor que perpetúa la pobreza” Por Alejandra Fuenzalida, Directora Ejecutiva de United Way Chile.

Published

on

En junio conmemoramos el Día Mundial contra el Trabajo Infantil, fecha que se encuentra instituida desde 2002 por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), para así unir fuerzas para enfrentar esta realidad y concientizar a la población mundial acerca de la magnitud del problema.

 

Si bien Chile presenta una de las tasas más bajas de esta problemática en Latinoamérica, datos de la OIT dejan en evidencia que, al menos 220 mil niños, se encuentran realizando algún tipo de labor a cambio dinero. Y, algo no menor, son las labores que estos jóvenes desempeñan: del total, un 26% de entre 15 y 17 años realiza actividades en almacenes familiares, comercio ambulante, siembra, desmalezado, corte de pasto, cosecha, fumigación, entre otros.

El término “trabajo infantil” suele definirse como todo aquel trabajo que priva a los niños de su “niñez”, su dignidad y su potencial, y que es perjudicial para su desarrollo psicológico y físico. Y, si analizamos bien este panorama a nivel país, es impactante que, situándonos en el siglo XXI, esta problemática siga teniendo cabida en la contingencia nacional.

Es urgente que, a pesar de que el Ejecutivo ha presentado importantes avances en esta materia, todos comencemos a tomar cartas en el asunto, ya que tan sólo la suma de 220 mil niños son 4 estadios nacionales llenos. Es un hecho que erradicar de la noche a la mañana esta problemática no será una tarea fácil, ya que el daño que causa el trabajo infantil va desde frenar el pleno desarrollo de las capacidades y afectar su desempeño académico, hasta aumentar la precariedad en su inserción en el mercado laboral y afectar sus oportunidades de superar condiciones de pobreza y vulnerabilidad en su vida adulta.

Entonces, para no seguir perpetuando la pobreza, como United Way Chile creemos que el gran desafío de todos radica en empezar con un cambio de mentalidad, donde la familia y los establecimientos educacionales de cada niño estén fuertemente ligados. Debemos ser capaces de trabajar todos, tanto el sector público como privado, en la ampliación de las expectativas y aspiraciones en la educación formal, como herramienta que generará una mejor calidad de vida a nivel individual y familiar.

Con este punto de partida, podremos comenzar a ver cambios, ya que como lo señaló el Premio Nobel de la Paz de 2014, Kailash Satyarthi, “no se puede erradicar la pobreza y el desempleo en adultos, hasta que el trabajo infantil sea completamente abolido”.

 

Seguir Leyendo

Columna de Opinión

«Mujeres y trastorno de ansiedad» Por Dra. Érica Castro, matrona e investigadora U. San Sebastián

Published

on

Según la Organización Mundial de la Salud, al menos 264 millones de personas en el mundo padecen trastornos de ansiedad (TA), un incremento de 15% los últimos 10 años. En Estados Unidos, estos trastornos son los más frecuentes en salud mental y se prevé que cerca de 25% de la población experimentará algún tipo de sintomatología asociada a esta enfermedad, considerado como la verdadera epidemia silenciosa del siglo XXI.

Los TA son las alteraciones psiquiátricas más comunes que afectan a las mujeres durante su edad fértil y en el período circundante al parto, es un momento particularmente estresante que hace aumentar el riesgo de que algunas desarrollen o tengan una exacerbación de síntomas y trastornos preexistentes de ansiedad.

Con frecuencia, la ansiedad acompaña a los síntomas de la depresión, y muchas veces los síntomas de ansiedad es el motivo principal de consulta en gestantes y puérperas. A su vez, los síntomas de ansiedad durante el embarazo son uno de los factores de riesgo, más fuertemente asociados para la depresión posparto, un trastorno moderado o severo que por lo general empieza cerca de los tres meses posteriores al nacimiento, pero en la práctica clínica, puede tener su inicio durante un lapso más extenso que comprende desde la gestación hasta un año post parto.

Es normal que las mujeres gestantes o aquéllas que experimentan por primera vez la maternidad declaren síntomas de ansiedad. Hasta dos tercios de las mujeres experimentan preocupaciones, que comúnmente consisten en miedo a: tener una criatura con malformaciones, complicaciones durante la gestación o durante el parto, no tener habilidades o destrezas para la crianza, incapacidad para amamantar, transformaciones en la relación de pareja y en la estructura familiar, problemas económicos. No obstante, sólo cuando las preocupaciones y los síntomas de ansiedad interfieren con el día a día y causan angustia significativa es que se consideran anormales y pueden ser parte de un TA.

Se plantea que los síntomas de ansiedad se correlacionan con los variados cambios biológicos que ocurren en las mujeres durante la gestación, incluyendo elevaciones de la frecuencia cardíaca, variaciones en los niveles hormonales, respiración superficial debida a la amplitud abdominal, cambios que pueden conducir a una mayor sensibilidad y estrés. Asimismo, mujeres con antecedentes personales o familiares de TA son particularmente vulnerables a estos cambios.

 

Así, desde la perspectiva médica, una gran preocupación es el impacto que estos trastornos pueden tener en el bienestar de la mujer y la criatura. Múltiples estudios han informado una mayor tasa de complicaciones periparto tales como síndromes hipertensivos, bajo peso al nacer, parto prematuro, trabajos de parto prolongados y hemorragia posparto, entre otros.

 

Además, las mujeres con ansiedad son más propensas que las no ansiosas a reportar experiencias hospitalarias negativas, menor capacidad para cuidar a su hijo o hija y presentar dudas sobre sus habilidades para generar vínculo. Pero, también se han informado resultados negativos en el o la recién nacido/da, incluidos bajo peso al nacer, relación deteriorada madre e hijo o hija, débil desarrollo cognitivo y motor, mayor riesgo de trastorno por déficit atencional/ hiperactividad y otros trastornos emocionales y problemas de conducta desde el nacimiento hasta los 4 a 8 años de edad.

En resumen, todos los estudios sugieren un beneficio potencial de la detección oportuna de la ansiedad tanto durante la gestación como después del parto, con el objetivo de una identificación y tratamiento adecuado y oportuno para reducir los riesgos asociados con los TA.

 

Dra. Érica Castro, matrona e investigadora U. San Sebastián

Seguir Leyendo

Columna de Opinión

“Proyecto de reforma al notariado” Por Marco Antonio Sepúlveda Director del Magíster en Derecho Registral e Inmobiliario, U.Central

Published

on

El proyecto que envió el Gobierno al Congreso parte de dos antecedentes indesmentibles; el primero, que el sistema notarial y registral que ha regido a nuestro país “ha constituido un pilar fundamental de seguridad en el tráfico jurídico”; y el segundo, que la actividad económica y el comercio requieren de mayor dinamismo, flexibilidad y eficiencia, pero “manteniendo niveles de certeza jurídica”. Esto último, además, pone de manifiesto que la actividad económica y la seguridad jurídica no son dos fuerzas en tensión; por el contrario, la teoría económica del derecho nos demuestra con toda nitidez que a mayor seguridad jurídica se logran mercados más eficientes.

No obstante que hay coincidencia con el Gobierno en el diagnóstico de varios problemas que presenta el sistema, se debe actuar con prudencia y sensatez en la búsqueda de las soluciones. Los objetivos que explicita el proyecto son reducir las barreras de entrada y la discrecionalidad de los nombramientos, perfeccionar el sistema de fiscalización, aumentar la competencia en el sistema notarial, disminuir asimetrías de información, incorporar estándares de transparencia y probidad, modernizar la actividad y la desnotarización.

En el papel se trata de objetivos plausibles; sin embargo, se nos presentan aprehensiones con algunas de las reformas que se proponen para lograrlos; tales como, la creación de los “fedatarios”, cuya independencia y fiscalización genera legítimas dudas; el límite de 21 años en el cargo y la eliminación de las categorías, lo que es contradictorio con una carrera funcionaria; nombramientos en base a ternas, lo que siempre ha sido fuente fecunda de designaciones injustas; la creación de un Consejo Resolutivo de Nombramientos integrado por ningún experto en derecho registral y notarial, con un aporte extraordinariamente discreto al mejoramiento del sistema, financiado con el erario nacional, y la fiscalización por parte de los fiscales judiciales, lo que no asegura ninguna mejora en los estándares actuales, sumado al colapso indesmentible de la dependencia de notarios y conservadores al Poder Judicial, donde la Corte Suprema no ha ejercido en toda su dimensión legal la adecuada superintendencia del cuerpo notarial y registral. Todo lo anterior es sin perjuicio de los aspectos que omite el proyecto.

 

 

 

Seguir Leyendo

@RADIOCOQUIMBO

NOTICIAS TRENDING